En CC ven que el gobierno de Morales deberá afrontar un juicio de responsabilidades

Informe de Mayta revela que Evo anunció demanda por Silala sin respaldo científico

Chile, en su memoria ante La Haya, refiere que ese anuncio precipitó su demanda por el Silala ante la Corte Internacional de Justicia, con el objetivo de contar con una “sentencia definitiva” sobre el asunto.

Nacional
Por 
La Paz - lunes, 03 de octubre de 2022 - 0:00

“He instruido a Diremar que estudie las alternativas jurídicas para asumir la defensa de nuestras aguas del Silala ante las instancias internacionales competentes”, sostuvo el 23 de marzo de 2016 el entonces presidente Evo Morales. No obstante, grande fue la sorpresa cuando tres días después, en otro acto, confirmó que la demanda se interpondría ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, en la que entonces se ventilaba el tema mar.

Un informe de este año de la Cancillería, suscrito por el ministro Rogelio Mayta, revela que cuando Morales realizó aquellas afirmaciones no contaba con respaldo científico y técnico que avalen la decisión de acudir a instancias internacionales por el Silala.

La senadora Centa Rek, representante de Creemos, fue quien formuló una petición de informe escrito (PIE), en la que solicitó información acerca de si existe evidencia científica y técnica en los archivos de Cancillería o de Diremar, anterior al año 2016, que avale la decisión del entonces presidente Morales de anunciar, el 23 de marzo de ese año, y confirmar, días después, que se demandaría a Chile por las aguas del Silala ante la CIJ.

$!Respuesta de Cancillerjía a petición de informe elevada por la senadora Rek.

En su respuesta, que data de febrero de este año, Cancillería no hace referencia a si hubo evidencia científica y técnica. En el documento sólo se cita el discurso de Morales del 23 de marzo de ese año y se señala que en 2017 Diremar asumió la función de estudiar y plantear alternativas para la defensa del Silala.

“De acuerdo a la información brindada por la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima, Silala y Recursos Hídricos Internacionales, mediante Nota DIREMAR-SG No. 012/2022, se tiene que el 23 de marzo de 2016, en su discurso por el Día del Mar, el entonces presidente Evo Morales lo que señaló fue lo siguiente: ‘He instruido a Diremar (Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima) a que estudie las alternativas jurídicas para asumir la defensa de nuestras aguas del Silala ante las instancias internacionales competentes’”, se lee en el informe al que accedió Página Siete.

En el documento se señala que Diremar asumió la función de estudiar, planificar y plantear alternativas jurídicas, a partir de un decreto del mes de marzo de 2017. “Diremar indica que, en función de lo señalado, a través del Decreto Supremo No. 3131 de 29 de marzo de 2017, la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima, Silala y Recursos Hídricos Internacionales, Diremar asumió la función de estudiar, planificar, desarrollar y proponer alternativas jurídicas para que el Estado boliviano asuma la defensa de las aguas del Silala ante las instancias internacionales competentes”, se lee en el documento.

La Moneda interpuso la demanda por el Silala ante La Haya en junio de 2016. En su memoria, Chile señala que la presentación de su demanda se precipitó a raíz del anuncio de Morales y de las palabras del entonces canciller David Choquehuanca, hoy vicepresidente, pronunciadas también en marzo de 2016, en sentido de que la preparación del caso tomaría al menos dos años.

Chile, en su memorial, dice que esas declaraciones “recrearon una tensión innecesaria” en torno al Silala, por lo que interpuso el proceso, con el fin de tener “una sentencia definitiva” sobre el asunto. “En estas circunstancias, Chile decidió solicitar la sentencia de la Corte sobre la naturaleza del río Silala como curso de agua internacional”, reza el documento.

Santiago solicita a esa Corte que declare que el Silala es un curso de agua internacional, regido por el derecho internacional.

En agosto de 2018, más de dos años después del anuncio de Morales, Bolivia interpuso su contrademanda, en cuyo petitorio solicita a la CIJ que declare que Bolivia tiene soberanía sobre el flujo artificial de las aguas del Silala, que fue diseñado, mejorado o producido en su territorio; que Chile no tiene ningún derecho para usar el total del caudal, y que si quiere seguir usando el “flujo mejorado” debe negociar.

El proceso está en la recta final. En abril se llevó adelante la etapa de alegatos y ahora ambas partes esperan la sentencia.

Durante la fase oral, en abril de este año, Bolivia sostuvo que “el Silala es un curso de agua internacional artificialmente mejorado” y que las canalizaciones fueron hechas por una empresa anglo-chilena, que mejoró sustancialmente el caudal de agua, del que hasta la fecha continúan beneficiándose empresas chilenas.

Gino Poggi, diplomático y experto en temas internacionales, aseguró que Bolivia siempre sostuvo que el Silala era un sistema de bofedales que nacían en Bolivia y que había un aprovechamiento ilegal de parte de Chile.

“El señor Morales muy suelto de cuerpo dijo que el Silala era un río internacional de curso sucesivo. Eso en derecho se ‘llama a declaración de parte, relevo de pruebas’. Entonces ¿qué estamos defendiendo en La Haya? Nada, la tenemos perdida. Por eso es que hay un silencio más que espantoso. Si vemos, el tema no sale. No hay nada justamente por eso, porque para mí y varios colegas el tema murió antes de nacer por culpa del señor Morales que hizo esta declaración, imagino que mal asesorado”, manifestó Poggi.

Gustavo Aliaga, diplomático y diputado de Comunidad Ciudadana, sostuvo que Morales decidió abrir el segundo frente con Chile, porque, en un ánimo triunfalista, pensó que Bolivia ganaría el caso del mar en La Haya. Sin embargo, Aliaga aseguró que la contrademanda interpuesta por el Silala “ha sido de una pobreza franciscana”, en la que, además, “hemos terminado cediendo a posiciones de Chile”.

El legislador considera que en este caso hay responsabilidades: “Tarde o temprano van a haber responsabilidades jurídicas. Obviamente, en este caso, el gobierno de Morales tendrá un juicio de responsabilidades, y ni qué decir en el tema del mar, en el que los ocho fundamentos jurídicos de la demanda fueron demolidos por La Haya”.

Página Siete intentó contactarse con los presidentes de las comisiones de política exterior del Senado y de Diputados, presididas por legisladores del partido en función de Gobierno, para tener su postura acerca del tema. Sin embargo, hasta el cierre de esta nota no se tuvo éxito.

“Bolivia sostuvo que el Silala es un curso de agua internacional artificialmente mejorado”.
Roberto Calzadilla, agente de Bolivia ante La Haya, el 1 de abril de este año.

El anuncio de Evo en marzo de 2016

Corría el 23 de marzo de 2016, cuando en su discurso por esa fecha el entonces presidente Evo Morales instruyó que se estudien las “alternativas jurídicas” para asumir la defensa del Silala ante “instancias internacionales competentes”.

Entonces, ya se ventilaba la demanda por el tema mar que Bolivia interpuso contra Chile, en busca de que ese tribunal declare que Santiago contrajo la obligación de negociar con Bolivia un acceso soberano al Pacífico. (El 1 de octubre de 2018, La Haya falló contra Bolivia y a favor de Chile).

Dos días después de los dichos de Morales de 2016, el entonces canciller de Chile, Heraldo Muñoz, replicó que si la demanda se consumaba, La Moneda podría contrademandar a Bolivia.

Sin embargo, no pasó ni una semana cuando el entonces presidente Morales respondió a Muñoz, además acusó a Chile de robar las aguas del Silala y confirmó la demanda ante La Haya.

“Como Chile no quiere resolver (un acuerdo) sobre las aguas del Silala en el departamento de Potosí, hemos decidido, como un país pacifista, que vamos a acudir a (la Corte Internacional de Justicia) La Haya para que Chile respete nuestra agua del Silala del departamento de Potosí”, declaró Morales el 26 de marzo de 2016.

Tres meses después del anuncio de Morales, en junio de 2016, Chile interpuso la demanda por las aguas del Silala ante La Haya. Bolivia contrademandó en 2018.

En abril se llevó adelante la etapa de presentación de alegatos orales y se está a la espera de la sentencia. En su exposición oral, la defensa de Bolivia, entre otros detalles, sostuvo que el Silala es un curso de agua internacional artificialmente mejorado.


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS