El dirigente Gregorio Cari fue liberado y poco después aprehendido

Juez envía a la cárcel a nueve de los 13 detenidos en Apolo

Los cocaleros fueron enviados al penal de Patacamaya y se determinaron medidas sustitutivas para la única mujer detenida en la comunidad de Miraflores, Casilda Capiona.

Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - miércoles, 23 de octubre de 2013 - 0:22

Página Siete  y  agencias
El juez de Apolo, Daniel Guarachi, determinó ayer  la detención preventiva en el penal de Patacamaya de nueve de los 12 comunarios detenidos tras los hechos violentos del sábado en la comunidad de Miraflores. Dictó medidas sustitutivas para Casilda Capiona y los tres hermanos Cari continúan en  espera de una audiencia cautelar.
Dos militares, un policía y un médico murieron por impactos de bala tras los hechos.
El fiscal del caso, Leopoldo Ramos, señaló que fueron imputados por supuesto asesinato, lesiones graves y gravísimas, tortura, entre otros delitos. Durante la audiencia, algunos de los acusados fueron reconocidos por las personas que resultaron heridas.
"Los casquillos y las balas en los cuerpos de los heridos también son pruebas”, sostuvo Ramos.
Los detenidos son: Domingo Guzmán, Luis  Chávez, Camilo Machaca, Rubén Limaco, Darwin Choque, Savino Cuba, Alejo Huanca, Santiago Flores  y Julián Flores Pamuri.
 El fiscal Ramos explicó que por un acto de humanidad, el juez determinó medidas sustitutivas para Capiona para evitar que sus hijos se queden sin ella.
 Los dos hermanos del dirigente Gregorio Cari, que también fue detenido, no fueron llevados a la  audiencia realizada ayer.
Liberación y aprehensión
 El dirigente cocalero de Apolo,  Gregorio Cari, fue absuelto con libertad pura y simple a las 16:00 de  ayer, pero unos minutos después el juez Guarachi determinó nuevamente su aprehensión por razones desconocidas.
 "¿Qué fuerza y qué poder están  detrás de la justicia?”, cuestionó el abogado del dirigente. La audiencia de medidas cautelares de Cari se realizará  hoy, a las 10:00.
Los tres hermanos  permanecen en celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz. Por otro lado, el fiscal Ramos hizo referencia anoche a la detención de tres ciudadanos peruanos en Apolo, aunque el dato no fue confirmado.
 Los familiares de los detenidos se mostraron molestos con la decisión asumida por el juez. "No son asesinos, ¿cómo pueden tener armas?”, dijo uno de ellos y pidió que el Gobierno  muestre las armas de fuego utilizadas. Una mujer lamentó que el Gobierno trate como narcotraficantes a los comunarios cocaleros de Apolo.

Médico Olivares contrajo nupcias hace 15 días

Oxígeno y ERBOL / La Paz
 El médico Michael Joel Olivares Alba, encontrado muerto el lunes después de un largo rastrillaje en Apolo, contrajo nupcias hace dos semanas y tenía un bebé de  tres meses de nacido.
 El cadáver de Olivares llegó  a las 11:00  de ayer a El Alto, procedente de Apolo. Después de la autopsia será trasladado por sus familiares a la ciudad de Cochabamba, según informó a Oxígeno el viceministro de Seguridad Ciudadana, Humberto Echalar.
El padre del fallecido indicó que su familia se enteró de lo ocurrido en Apolo por los medios de comunicación.
Asimismo, el suboficial primero de la Armada Boliviana Willy Yujra Mamani, cuyo cuerpo fue encontrado junto al de Olivares, dejó huérfanos a un niño de cinco años y a un bebé de cuatro meses, informó ERBOL.
Verónica, cuñada de Yujra, contó con lágrimas en los ojos que el militar estaba destinado en el Chapare (Cochabamba) y que hace poco recibió la orden de  sus superiores para trasladarse hasta el municipio de Apolo.
 El viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, aseveró que antes de morir, ambas personas fueron sometidas a brutales golpes en la cabeza y en el resto del cuerpo. Los familiares reclamaron que los fallecidos no hayan viajado con armas.

Se confirman 11 heridos de bala
En diferentes nosocomios de La Paz y El Alto se confirmó que hay 11 efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) heridos de bala. En Apolo, un cocalero apareció y contó haber sido rozado por un proyectil.
La información que dio el Gobierno es de 14 heridos de bala.
En la clínica Rengel se atiende a seis personas, de las cuales cuatro son heridos de bala, entre ellos el militar Fermín Triveño, quien recibió un disparo en el paladar. Existe el riesgo de que pierda parte de la boca y la nariz, informó el médico Andy Belzú.
"Otros heridos de bala son dos cabos de Policía y un soldado militar”, dijo.
 En el hospital policial Virgen de Copacabana se atiende a dos efectivos policiales heridos de bala.
 Asimismo, el hospital Agramont de El Alto recibió a nueve personas, seis policías y tres soldados militares, señaló el director Gabriel Rada. "Son cinco heridos de bala”, dijo.
 En Apolo, un cocalero mostró una herida que recibió en el pecho presuntamente de arma de fuego.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS