En la plaza Murillo se organizó un acto para festejar el despegue

La emoción invadió a quienes observaron el lanzamiento

Más de una persona que observó el lanzamiento del primer satélite boliviano derramó lágrimas cuando observó por la pantalla gigante el despegue del cohete en Xichang, China.

Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - viernes, 20 de diciembre de 2013 - 21:46

Aleja Cuevas
La Paz 

Mientras se acercaba el conteo final para el lanzamiento, el público alistó sus cámaras  para retratar la partida y cuando esto ocurrió, la gente aplaudió, gritó de alegría...

"Cinco, cuatro, tres, dos, uno” corearon en voz alta más de un centenar de personas que se dieron cita ayer en la plaza Murillo, donde se instaló una pantalla gigante para observar el despegue del cohete que puso en órbita al satélite Túpac Katari.

Más de uno de los asistentes al acto derramó una lágrima, como lo hizo la presidenta de la Cámara de Senadores, Gabriela Montaño, cuando el cohete blanco empezó a ascender hacia el firmamento, dejando una estela de humo.
En la pantalla se mostró que la aeronave llevaba en  su cubierta  la leyenda "Túpac Katari Estado Plurinacional de Bolivia”  y debajo se distinguían la tricolor nacional y la wiphala.
"La verdad, me  dan ganas de llorar, estoy muy   emocionada, estamos creciendo. Bolivia está saliendo del olvido”, dijo Mariaelena Gómez, quien observó atentamente el despegue.
Mary Huallapa también se dio cita a la plaza Murillo junto a su esposo y sus dos hijos, y también observó el lanzamiento.  "Estoy muy emocionada”, dijo.
 Acompañó a la espera, al promediar  las 10:00, el ritmo de la     saya afroboliviana.
Diversas organizaciones y movimientos sociales  se apostaron alrededor de la plaza Murillo.
 En las tres esquinas de la plaza   se colocaron  tres pantallas gigantes. Mientras duraba la espera, un grupo de personas  hacía una fila para obtener una polera con el rostro del presidente Evo Morales, asimismo,  funcionarios de entidades gubernamentales distribuían stikers con el logotipo del satélite TKSAT-1.
    Al promediar las 11:30, el gobernador de La Paz, César Cocarico, acompañado de una comitiva de amautas, inició en el centro de la plaza Murillo la ceremonia de la ofrenda a la Pachamama, para que el lanzamiento del primer satélite sea exitoso.
    A  20 minutos  del inicio del acto principal, una llovizna cayó en el centro de La Paz, pero no impidió que la población permanezca en el lugar.
Entre tanto, un grupo de jóvenes  recolectaba mensajes inscritos en cintas de tela que fueron atadas a un globo y lanzadas en el mismo instante en que el cohete levantaba vuelo en Xichang, China.
 Mientras se acercaba el conteo para el lanzamiento, el público alistó sus cámaras y celulares para retratar la partida, y cuando esto ocurrió la gente aplaudió, gritó de alegría y una banda interpretó la cueca  Viva mi patria Bolivia y comenzó el baile.

Punto de vista
Francesco Zaratti Físico
"El comienzo
de un camino”
La puesta en órbita del satélite Túpac Katari (TK) de telecomunicaciones es una apuesta tecnológica y comercial.
Si bien no había urgencia de emprender ese proyecto (hay abundantes satélites comerciales para prestar servicios de telecomunicación), con su operación se busca independencia y abaratamiento de costos de las telecomunicaciones.
Por tanto, se trata de un emprendimiento comercial, pero con una visión social.
En efecto,  la justificación de la millonaria inversión reside, según el Gobierno, en el servicio que el TK prestará al área rural. Se trata de un camino largo, costoso e incierto, pero necesario, si se quiere integrar el país no sólo con telefonía, sino con televisión y, particularmente, televisión educativa.
Es un proceso lento, donde hay tiempos tecnológicos (antenas receptoras y transmisoras de señal en cada pueblo), tiempos económicos (costos por llegar al campo) y tiempos educativos (desarrollo de contenidos propios).

Opinión de autoridades departamentales  sobre el lanzamiento del satélite

"Es un día histórico, es un día inédito, que seguramente quedará grabado en el corazón de todos los bolivianos, que marcará un antes y un después”.
Gobernador de Cochabamba,
Edmundo Novillo.

"El país está dejando atrás el subdesarrollo, el lanzamiento y puesta en órbita del satélite  es un gran salto al desarrollo de las telecomunicaciones”.
Ejecutivo  de la Gobernación de Oruro, Édgar Soliz.

  "Este satélite es un puente entre la ciudad y el campo, es un puente entre el atraso y el progreso. Este satélite significa soberanía tecnológica”.
Gobernador de Tarija, Lino Condori.

  "El satélite es una de las inversiones más acertadas, porque esto no es un gasto, sino una inversión que mejorará  los sistemas de comunicación, de educación  y de  internet”.
Asambleísta departamental de Beni, Carlos Navia.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS