Migración no alertó a la Fiscalía fuga de Kaliman, que abandonó su arresto

El excomandante cumplía detención domiciliaria desde diciembre de 2020 por incumplimiento de deberes. En marzo se ordenó su aprehensión por el “golpe de Estado”, pero hasta la fecha no aparece.

Redacción Diario Página Siete
Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - domingo, 18 de julio de 2021 - 5:30

Daniela Romero L. / La Paz

   La Dirección de Migración no reportó la fuga del excomandante de las Fuerzas Armadas Williams Kaliman, pese a que la Fiscalía instruyó la alerta migratoria en marzo, mes en que se presume que el militar abandonó su arresto domiciliario y ahora su paradero es desconocido.

El 10 de marzo de este año, los fiscales que llevan adelante la investigación por el caso denominado “golpe de Estado” hicieron la solicitud. “Con fines investigativos se instruye para que por la unidad o personal que corresponda proceda a la alerta migratoria para el ciudadano Williams Carlos Kaliman Romero, a efectos de que no pueda salir por ningún control migratorio fronterizo terrestre o aeroportuario  y remitir informe ante la comisión de fiscales con la finalidad de que no pueda darse a la fuga o salir del país”, señala la orden firmada por Omar Mejillones y Lupe Zabala.

Dos días después, el 12 de marzo, Migración -que depende del Ministerio de Gobierno- remite la alerta migratoria de varios acusados en el caso, menos de Kaliman. De acuerdo con el documento al que accedió Página Siete, se detalla el flujo migratorio  de los militares Pastor Mendieta, Jorge Terceros, Gonzalo Jarjury y Jorge Elmer Fernández, de los exministros Arturo Murillo y Luis Fernando López, y de la expresidenta Jeanine Añez.

“El general Kaliman, hasta marzo, guardaba detención domiciliaria, en Santa Cruz. Tras la aprehensión del almirante Gustavo Arce, quien fue su jefe de Estado Mayor, (Kaliman) desapareció. Se desconoce su paradero y no hay registro de su salida en Migración”, informó un general en retiro, cercano a los exmilitares.

Y su desaparición coincide con la búsqueda sin éxito que hizo la Policía los primeros días de julio. “Tiene dos órdenes de aprehensión, uno por incumplimiento de deberes y otro por el golpe de Estado. Se realizaron varios allanamientos, principalmente en el departamento de Santa Cruz, lugar donde no fue habido. Él estaba con una detención domiciliaria, no dio cumplimiento a la misma y no se sabe su paradero”, aseguró el 7 de julio el director nacional de la Felcc, Alberto Aguilar, en una conferencia.

En diciembre de 2020 se emitió detención domiciliaria y una fianza de 50.000 bolivianos  para Kaliman por el delito de incumplimiento de deberes, procesado por no desplegar a tiempo a las Fuerzas Armadas, entre el 10 y 12 de noviembre de 2019, cuando la Policía fue rebasada por las protestas y violencia después de la renuncia de Evo Morales a la presidencia del país.

En marzo de esta gestión se emitió una segunda orden de aprehensión contra el extitular militar, pero esta vez por los delitos de terrorismo, sedición y conspiración en el caso del “golpe de Estado”. Ese mes, la Interpol informó que el exjefe militar no abandonó el territorio nacional por ningún punto fronterizo.

Página Siete tuvo acceso a otro documento de alerta migratoria de Kaliman. Migración informa que el excomandante viajó hasta febrero de 2021. “Registra movimiento migratorio en nuestros sistemas (hasta 10 de febrero de 2021) con los siguientes datos...”, dice el informe. En ese detalle se  informa sobre el ingreso al país de Kaliman desde España, en mayo de 2019, por ejemplo. Otros viajes anteriores a Perú, Estados Unidos, Argentina, Colombia y Brasil en la misma gestión.

El Alto Mando entre rejas

En los últimos meses la Fiscalía aprehendió y envió a la cárcel a todo el Alto Mando Militar, el cual estaba liderado por Kaliman hasta 2019.

 El 12 de marzo, un juez envió a prisión al almirante Flavio Arce San Martín, exjefe de Estado Mayor, el mismo día en que Migración no informa sobre el flujo migratorio de Kaliman y dos días después de que la Fiscalía se lo ordena.

Después de Arce San Martín, fueron encarcelados Mendieta, excomandante del Ejército; Terceros, excomandante de la Fuerza Aérea (FAB), y Jarjury, excomandante de la Armada.

 En las últimas semanas, la declaración del general Terceros hizo tambalear la versión que maneja el Gobierno e investiga el Ministerio Público sobre la ejecución de un “golpe de Estado” en noviembre de 2019.

El exjefe de la FAB reveló, entre muchos datos, que Kaliman sabía que Morales iba a renunciar tres horas antes de que el exmandatario diera su conferencia desde Chimoré. Contó que Kaliman estaba muy preocupado por salvar su imagen, por lo que ordenó redactar un comunicado y adelantarse por unos minutos a la renuncia de Morales.

Días después, la defensa de los otros exjefes militares salieron a hablar y coincidieron en que Kaliman ya conocía la dimisión del expresidente. Mediante sus defensores, los militares  pidieron que Kaliman dé la cara porque su declaración será importante para desvirtuar la retórica del “golpe de Estado”. Sin embargo, claramente el exjefe de las FFAA no aparece desde marzo.
 

Huida de Belaunde dejó un ministro y un comandante destituidos

Hugo Moldiz y Luis Cerruto fueron destituidos como ministro de Gobierno y comandante de la Policía, respectivamente, por la fuga de Martín Belaunde, empresario peruano que cumplía arresto domiciliario en Bolivia en mayo de  2015, mientras se tramitaba su extradición a su país.

  El entonces presidente Evo Morales tomó la decisión dos días después de que Belaunde desapareciera de una casa en La Paz. Semanas después fue capturado en Beni.

“No es posible que no se pueda dar con los responsables de la fuga... el comandante (de la Policía) cómo no va a saber quién es el responsable. Ésta no es la primera fuga”, dijo el entonces mandatario.

Antes de ser echado del cargo, Moldiz dijo sobre la fuga: “Lamento que malos policías hayan cooperativamente provocado un hecho que pretende ser usado para dañar la imagen del Gobierno”. En su lugar fue nombrado Carlos Romero, quien lideraría la búsqueda del ciudadano peruano, quien tenía custodios en la casa donde cumplía su detención.

En el caso del excomandante de las Fuerzas Armadas  Williams Kaliman, el arresto domiciliario comenzó a cumplirse en diciembre de 2020, por el delito de incumplimiento de deberes. Migración no informó a la Fiscalía sobre sus últimos movimientos desde marzo de este año. La Policía no lo encontró tras allanamientos en julio. No se conoce si contaba con custodios.

 

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS