Orgánicos y los «evistas», las dos corrientes que pugnan en el MAS

El analista Carlos Macusaya ve que la disputa se da entre los sectores populares que se vieron relegados, y los estratos de la clase media que formaron un círculo de poder alrededor del expresidente Morales.

Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - domingo, 01 de noviembre de 2020 - 0:26

Erika Segales   / La Paz 

A punto de constituirse el nuevo gobierno de Luis Arce, dentro del MAS se visibilizan dos corrientes que están en una pulseta. Por un lado está la tendencia “orgánica”, que resalta la figura del vicepresidente electo David Choquehuanca y rechaza al “entorno” de Evo Morales. Por el otro lado está la considerada “línea evista”, en la que se identifica a los exministros y “cuadros invitados”, que reapareció en la última semana.   

Según declaraciones de dirigentes de organizaciones sociales, analistas  y masistas -algunos de ellos que optaron por guardar su nombre en reserva-, la corriente orgánica  es de clase popular, indigenista, que proviene de las organizaciones de base del MAS, y que se siente relegada y traicionada por el “entorno” de Morales. En tanto que en la vereda de enfrente se ubica a los exministros, “cuadros invitados”, clasemedieros e intelectuales, que no tienen base social pero que acompañaron al exmandatario en su gobierno.  

Pese a ello, tanto desde los sectores sociales como desde las exautoridades que formaron parte del entorno de Morales se reconoce el liderazgo indiscutible del expresidente. 

Casi un mes antes del día de votación, Choquehuanca reveló que las organizaciones sociales pidieron que el entorno de Morales no retorne al poder. Las declaraciones fueron secundadas posteriormente por dirigentes y otras autoridades del MAS.

“Nosotros vamos a gobernar escuchando al pueblo, y el pueblo nos pide en las reuniones que el entorno (de Evo Morales) ya no tiene que volver”, dijo Choquehuanca en una entrevista en RTP, el 21 de septiembre.

Luego de las elecciones del 18 de octubre, la ejecutiva nacional de las Bartolinas  Segundina Flores afirmó: “No van a volver los exministros, y ya lo han dicho los hermanos Luis y David y las organizaciones hemos sido claras en que se debe renovar la nueva visión del Gobierno”.

En la misma línea, el primer diputado plurinominal suplente por Santa Cruz Rolando Cuéllar  sostuvo que al nuevo Gobierno no debe retornar ninguna exautoridad ni estar presente ningún invitado, y que más al contrario se debería condecorar a los dirigentes que se quedaron a defender el MAS luego del 20 de octubre de 2019.

“Los exministros, exviceministros, exdirectores son traidores. Los que nos quedamos a luchar somos los leales y ninguno de los traidores tiene que asumir cargos en el Gobierno, sólo los que son de base. Los exministros se dedicaron a tumbar dirigentes, a tumbar nuevos cuadros. Han hecho mucho daño al MAS, por eso no deben volver, el MAS ganó sin invitados”, expresó.

En el occidente, el líder de la federación de campesinos Túpak Katari Martín Mamani también manifestó: “No vamos a permitir que esa viaja rosca vuelva y tome los ministerios, porque ellos nos han hecho quedar mal a nuestro país y a nuestro expresidente. Es una rosca vieja que destrozó el país, son los exministros (..), ya saben quiénes son los que traicionaron”, sostuvo.  

El líder e historiador Felipe Quispe,  El Mallku, confirmó que las bases de las organizaciones sociales de la región andina ven que las exautoridades demostraron cobardía  tras  la revuelta de 2019, y resaltó que quienes dieron la cara fueron los indígenas, en el Senado Eva Copa y en Diputados Sergio Choque. Aclaró que esa lectura la hace como alguien que no pertenece al MAS.

“Ellos dicen: ‘Nosotros tenemos que tener mejores puestos, no ellos, los que escaparon’. Ese es el pensamiento general que surge en los encuentros de los comunarios. Han visto que los exministros eran traidores. David Choquehuanca fue elegido orgánicamente como candidato. Querían incluso que sea presidente y dio vueltas por todas las comunidades, el voto indígena fue para él”, manifestó. 

No obstante, el líder del partido Evo Morales en una entrevista con la BBC defendió a los exministros que fueron parte de su entorno y manifestó que volverá para “alinear” al partido.

“Algunos compañeros creo que se equivocan. Dicen que no al entorno del Evo, pero el entorno del Evo que más ha durado es Lucho Arce con David Choquehuanca. Tercero ha sido Juan Ramón y Roberto Aguilar (…). Espero volver para aclarar, para alinear. En mi experiencia hay que combinar entre fundadores, exautoridades y mayor oportunidad de las nuevas generaciones”, dijo.

Ya en la línea de Morales uno de los legisladores salientes del partido azul, que pidió mantener en reserva su nombre, indicó que se debe dejar a Arce armar su gabinete como él crea conveniente, y que “hay que entender a los exministros, que fueron víctimas de persecución”.

Mientras que el diputado Édgar Montaño dijo: “No vamos a entrar a ‘futurología’ ni predicciones. Evo Morales Ayma es amigo de todos los bolivianos, entonces seguro va a tratar con toda la ciudadanía”.

Después de varios meses de silencio, los exministros de Morales reaparecieron en redes sociales, columnas de opinión o declaraciones a la prensa. La más reciente aparición fue la del exministro Juan Ramón Quintana en una entrevista con RT.

“Hoy estamos más vivos que nunca y a pesar de que estamos encerrados, somos más libres que nunca”, dijo Quintana, a tiempo de destacar que ve a Evo Morales en el futuro como un gran líder, visionario, articulador y arquitecto para sostener el Gobierno. 

Su aparición se hizo horas después de que se publicara la entrevista en la BBC, en la que el ex mandatario identificó a Quintana como una de las personas que más duró en el entorno.

Al respecto, el presidente saliente de la Cámara de diputados Sergio Choque remarcó: “Aquí   los sectores sociales del Pacto de Unidad han sido claros: aquellos que no han dado la cara y se han ocultado como ratones, no pueden ser parte del Gabinete y eso es textual”.

Desde el punto de vista del analista y escritor indianista  Carlos Macusaya, la disputa  en el MAS es evidente, por lo menos entre dos estratos sociales: los sectores populares que se vieron relegados y los estratos de la clase media que formaron un círculo de poder alrededor del entonces presidente Morales.

“Para mí está claro que hay una disputa interna. No diría si son solamente dos bloques, posiblemente incluso hay más, pero hay dos posturas muy claras. Por una parte, está la postura de las organizaciones sociales que han sido la base del electorado del MAS y que responden a una estructura orgánica. El otro bloque son los de clase media, que lograron en cierto momento introducirse dentro del MAS copando espacios de poder”, señaló. 

En su opinión estas dos corrientes se hicieron evidentes en la misma elección de candidatos. Recordó que Choquehuanca fue elegido por los sectores sociales como candidato a la presidencia, pero al final, desde Argentina, se impuso a Arce como presidenciable.
 

 

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS