Fernando Vargas fue uno de los que lideró la marcha indígena en 2011

Partido Verde proclama como candidato a líder del TIPNIS

Vargas afirmó que su frente político no tiene dinero para la campaña electoral, pero eso no impedirá que participe en los comicios del 12 de octubre.

Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - miércoles, 04 de junio de 2014 - 23:17

Nancy Vacaflor  / La Paz
El dirigente del TIPNIS Fernando Vargas  fue proclamado ayer como  candidato a la Presidencia por el  Partido Verde de Bolivia, Instrumento de la Ecología Política, frente político que  descartó  alianzas políticas para participar de las elecciones generales del 12 de octubre.
Vargas lideró entre   2011 y 2012 la VIII y IX marcha indígena contra el plan del Gobierno de construir una  carretera por el  medio del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), sin una consulta previa.
Vargas afirmó que aceptó el reto para participar en los comicios porque "en el país es fundamental restituir el respeto a la Constitución Política, las leyes y los tratados internacionales”.  
El Partido Verde, conjuntamente la denominada "Plataforma por la vida”, conformada por al menos ocho colectivos sociales,  pretende hacer frente no sólo al Movimiento Al Socialismo (MSM), sino al resto de los partidos de oposición: Frente Amplio, Movimiento Demócrata Social y Movimiento Sin Miedo, con quienes Vargas descartó una alianza en el futuro.
Asimismo,   este frente político es apoyado por el exviceministro de Tierras del Gobierno de Evo Morales  Alejandro Almaraz, quien luego de dejar el Órgano Ejecutivo se convirtió en uno de los principales críticos de las políticas gubernamentales.
Otro aliado del Partido Verde es el exdirigente cívico de Potosí Celestino Condori, de Poder Siglo XX, grupo que se gestó producto del movimiento cívico potosinista y otros colectivos del país que tienen que ver con la defensa del TIPNIS, movimientos democráticos, entre otros.
"Y les digo que no es imposible ganarle al MAS, porque la gente está decepcionada (...). En Potosí por lo menos la meta es cambiar a este Gobierno”, declaró el presidente de la entidad cívica, quien lideró una movilización de 19 días en ese departamento.
Para Almaraz  se trata de "una alternativa política” que tiene su verdadero sustento en la necesidad de cambiar la Asamblea Legislativa Plurinacional, que hoy se caracteriza por los "levantamanos y calienta-asientos”.
Mientras que para la jefa del Partido Verde, Margoth Soria, se trata de plantear una "reconstrucción democrática” en el país, exigir el respeto al Estado de Derecho y a las libertades democráticas.
Aunque   Vargas manifestó que sólo es posible un acuerdo "con el pueblo”, el exviceministro de Tierras sostuvo que existen conversaciones con la denominada "tercera opción política”, conformada por exlíderes de organizaciones sociales, que entre 2006 y 2010 fueron parte del partido oficialista.
Entre ellos se encuentran Félix Patzi, Roberto Coraite, Roberto de la Cruz, Lino Villca, Felipe Quispe y Román Loayza.
Vargas añadió que no tienen recursos económicos para la campaña, pero que no es un óbice para encarar el proceso.  

Líder indígena desea suerte a Vargas

"Sobre el compañero Fernando Vargas  podemos decir que lo respetamos y le deseamos la mayor de las suertes, y esperemos que tengan una buena alianza que garantice una efectiva candidatura indígena”. Así se pronunció el exdiputado (MAS) y hoy miembro del Movimiento Demócrata Social (MDS)  Pedro Nuni.
  Vargas y Nuni participaron juntos en las movilizaciones en contra de la construcción de la carretera por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), que el Gobierno pretendía ejecutar sin haber consultado previamente a los pueblos indígenas de ese territorio.
Durante las marchas, Nuni se convirtió en uno de los principales críticos del MAS, por impulsar un proyecto que en su criterio tendría graves efectos para el medio ambiente y para las comunidades indígenas.
El exasambleísta también sufrió los embates del MAS en la Asamblea Legislativa, que permanentemente amenazó con quitarle su curul o enviarlo a la Comisión de Ética.

Tras la marcha, líderes indígenas se dispersaron

 Los líderes indígenas que participaron de la VIII y IX marcha en defensa del TIPNIS  no lograron consolidar un bloque indígena para las próximas elecciones nacionales y se dispersaron en diferentes partidos y agrupaciones políticas.
Tras las movilizaciones de 2011 y 2012, los dirigentes indígenas anunciaron la formación de un partido político con el objetivo de restituir los derechos indígenas y colectivos que fueron vulnerados por el oficialismo; sin embargo, no lograron ese cometido. En cambio, cada quien tomó su propio camino.
Pedro Nuni, exdiputado del MAS y uno de los impulsores de la marcha indígena, decidió sumarse al Movimiento Demócrata Social (MDS).
 Rafael Quispe, exdirigente del Conamaq, que también participó de las marchas en representación de los indígenas del occidente, se subió al carro del Frente Amplio.
Fernando Vargas, del TIPNIS, decidió por otra opción política, el Partido Verde de Bolivia Instrumento de Ecología Política, conjuntamente a la denominada plataforma política de organizaciones.
Nuni responsabilizó al Gobierno de Evo Morales como el autor de la división del movimiento indígena en el país. "Lastimosamente el Gobierno fue el gestor de las divisiones  y las organizaciones indígenas reaccionaron muy tarde con el tema político”, manifestó.
 



Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS