Piden la renuncia de Juan Lanchipa y TSJ apunta a investigar a jueces «cómplices»

Carlos Mesa afirmó que antes de un juicio de responsabilidades, el fiscal general debe renunciar porque “es un operador político del presidente Arce".

Redacción Diario Página Siete
Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - jueves, 19 de agosto de 2021 - 12:35

Carlos Quisbert / La Paz

Víctimas de los hechos de violencia en 2019 y legisladores pidieron  la renuncia del fiscal general, Juan Lanchipa, por incumplir el debido proceso con persecuciones políticas, tal como señala el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia). Asimismo, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Ricardo Torres, anunció procesos contra operadores  judiciales “cómplices” de  irregularidades en aquel año.

“Los hechos que se están puntualizando en el informe del grupo de expertos no pueden quedar en la impunidad. Si hubo operadores de justicia que casi actuaron de manera cómplice con hechos irregulares y vulnerando derechos humanos y el debido proceso, deben ser investigados como cualquier otro ciudadano, nadie está por encima de la ley ni la Constitución Política del Estado (CPE)”, afirmó ayer Torres  en conferencia de prensa junto al ministro de Justicia, Iván Lima.

En su informe, el GIEI concluyó que  entre los problemas estructurales más graves está la falta de “independencia judicial, transparencia y objetividad en el ejercicio de la acción penal”.

El documento de 471 páginas entregado al Gobierno el martes, establece que   entre septiembre y diciembre de 2019  el Órgano Judicial “abusó” e incurrió en la persecución de adversarios políticos de los gobiernos de Evo Morales y Jeanine Añez. Pero específicamente, “en su análisis (al trabajo y) las investigaciones de la Fiscalía, el GIEI documentó diversas violaciones del debido proceso, entre otras: la imputación de cargos infundados o desproporcionados; la falta de respeto a la presunción de inocencia; y el indebido ejercicio de presiones o incentivos para aceptar culpabilidad por los cargos”, concluye parte del texto.

Al respecto, el expresidente del Estado y del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)  Eduardo Rodríguez Veltzé  señaló que  debido al cuestionamiento al trabajo de la Fiscalía y  los jueces  se debe retomar la reforma judicial.

“Las autoridades que conducen los órganos del poder público, a mi juicio, deben encontrar el espacio para avanzar en una reforma judicial -que la vengo recomendando hace muchísimo tiempo- y también en la renovación de ciertas autoridades que han mostrado una actitud absolutamente contradictoria, como es el caso del fiscal general”, afirmó Rodríguez Veltzé  en contacto con Página Siete.

“Tengo la certeza de que ninguna de las recomendaciones del GIEI, sobre los hechos en  Sacaba, Senkata, Vila Vila o en mi caso, se va a cumplir mientras Lanchipa esté como fiscal general”, afirmó el asesor jurídico de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, Franco Albarracín, cuya casa fue quemada por grupos afines al MAS, en noviembre de 2019, cuando éstos buscaban atentar contra la vida de su padre, el ex Defensor del Pueblo  Waldo Albarracín.

También puede leer: El informe del GIEI es el quinto revés a la retórica del «golpe de Estado»

En ese contexto,   el expresidente del Estado y líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, afirmó ayer que previo a los juicios de responsabilidades contra Evo Morales y Jeanine Añez  se deben cambiar a jueces y fiscales, además de la reforma judicial.

Consultado sobre si el fiscal Lanchipa debería renunciar, respondió: “Obviamente. El fiscal general del Estado (Lanchipa) es un operador político del presidente Luis Arce  y el sistema de la Fiscalía está al servicio del Gobierno. Lo que muestra el informe de la GIEI es la evidencia, reiterada, de que no hay independencia de poderes”, sostuvo el expresidente.

Mesa manifestó que el gobierno de Arce debe mostrar un “interés real” para cumplir las recomendaciones del GIEI, y no solo utilizar el informe contra los adversarios políticos del MAS.

Contrario a ese criterio, el ministro Lima expresó que  no se debe esperar la culminación de la reforma judicial  para iniciar un juicio de responsabilidades    contra la expresidenta Añez.

“Vamos a hacer una reforma inclusiva, con todos, pero no vamos a parar en este deseo del pueblo boliviano de justicia para todas las víctimas. No vamos a comenzar los juicios de responsabilidades ni los procesos de aquí a cinco años, cuando la justicia esté 100% transformada, vamos a hacerlo ahora”, señaló Lima en entrevista con Correo del Sur Radio.

La jornada de ayer, representantes del GIEI se reunieron con los representantes del Órgano Judicial en Sucre. Lanchipa no se pronunció sobre los pedidos de renuncia a su cargo. Luego del encuentro con los expertos,  la autoridad garantizó que se trabajará para que los casos no queden en la impunidad y que se haga justicia.

“Vamos a implementar las recomendaciones que fueron presentadas en el informe del GIEI, y de inmediato, vamos ha conformar las comisiones necesarias (...). Inicialmente vamos a conformar una comisión extraordinaria de análisis para que, de manera prolija, se lleven adelante la revisión y la implementación de cada unas de las recomendaciones”, sostuvo Lanchipa el martes, luego de la entrega del informe en La Paz.

Proceso  largo

  • Víctimas El activista de derechos humanos, David Inca, colaborador de las familias de las víctimas de la masacre en Senkata, señaló que se analizó el pedido de renuncia del fiscal general, Juan Lanchipa, y se concluyó que el tema no es prioritario para ellos, debido a que el nombramiento de una nueva autoridad conlleva un proceso largo que se traduce en retardación de justicia.
  •  Presupuesto El ministro de Justicia, Iván Lima, manifestó que se retomará la reforma judicial y de ser necesario incrementar el presupuesto para esa instancia.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

SUBSCRIBETE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS