Página Siete investigó hechos irregulares en el Fondo Indígena

Se desconoce destino de Bs 503 millones para proyectos

Desde 2010 hasta mediados de 2013, la entidad transfirió recursos para ejecutar 894 proyectos, de los cuales sólo concluyó uno, ubicado en Cochabamba.

Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - martes, 10 de diciembre de 2013 - 22:16

Claudia Soruco  / Página Siete
Desde 2010 hasta mediados de 2013, el Fondo para los Pueblos Indígenas Originarios  y Comunidades Campesinas (FDPPIOYCC) desembolsó  más de Bs 500 millones para proyectos sociales y productivos; sin embargo, se desconoce aún el destino de ese dinero, siendo que de los 894 planes apenas uno se concluyó.
Página Siete realizó una investigación sobre las  irregularidades de una entidad que se sustenta  con la asignación de la  recaudación del IDH, y detectó recursos que no son ejecutados pese a los cronogramas establecidos, proyectos aprobados con sólo el nombre,  mayor aprobación de planes en el área del occidente, pese a representar menor territorio que oriente y un bajo nivel de control a la hora de realizar los desembolsos.
Tras  visitas realizadas en octubre a regiones de la provincia Omasuyos en La Paz y el sector de la Chiquitania en Santa Cruz, con documentación sustentada y versiones oficiales de dirigentes y miembros del  Fondo Indígena, este medio publicó el  10 de noviembre la información de  proyectos que no se ejecutaron, siendo que fueron aprobados por dicha instancia.
Pobladores de esos sectores  denunciaron que pese a sus necesidades y la extrema pobreza en la que viven, no son atendidos por las autoridades y sus dirigentes no  informan sobre algún proyecto perfilado.
Es así como Ángela Durán, presidenta del Concejo Municipal de San Javier, en Santa Cruz, denunció que   en su región "hay proyectos a medias que  han fracasado, y otros que no existen”.
Al día siguiente de la publicación de ese material, un dirigente campesino que habló a nombre de los Ponchos Rojos amenazó  con "poner en su lugar” a la periodista de  Página Siete que realizó dicha investigación.
Sin embargo, este medio continuó con la indagación. Por ello, con el análisis de documentación proporcionada por el Fondo Indígena, el lunes 9 de diciembre se publicó el reportaje "Sólo uno de los 894 proyectos del Fondo Indígena concluyó”.
  En este reportaje se denuncia que desde  2010 hasta mediados del presente año esta dependencia desembolsó 503 millones de bolivianos para la ejecución de  dichos proyectos, que hasta la fecha no se culminaron, con excepción de uno ubicado en la región de Bulo Bulo, del departamento de Cochabamba.

Además se establece con datos estadísticos que la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia (CSCIB) es la más beneficiada con los proyectos sociales y productivos financiados por el Fond

Conamaq rechaza las acusaciones de Morales

Nancy Vacaflor / La Paz
El Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qollasuyu (Conamaq) rechazó ayer las insinuaciones del presidente Evo Morales, en sentido de que esta organización se opuso a la investigación del Fondo de Desarrollo para los Pueblos Indígenas Originarios  y Comunidades Campesinas (FDPPIOYCC).
  Simón Cruz, dirigente de esa organización, dijo a Página Siete que su insistencia por conversar con la ministra de Desarrollo Rural, Nemesia Achacollo, era precisamente para abordar estos temas del Fondo.
"Yo creo que eso se tiene que ver legalmente y de frente, ¿por qué no nos dice que estamos encubriendo directamente? Si nosotros también les decimos que están encubriendo, por eso hay que poner en la mesa (todos los temas”, sostuvo Cruz.
 El Presidente sostuvo ayer al respecto: "No puedo entender que algunos hermanos de Conamaq se opongan a que se haga una investigación  y que esté la Contraloría  investigando. ¿Cómo algunos hermanos pueden proteger la corrupción?”.
En septiembre, Conamaq instaló una vigilia en el Ministerio de Desarrollo Rural para exigir que se transparente el manejo del Fondo, según el dirigente Cruz, quien aclaró que no se evitó la investigación; en cambio, dijo que denunciaron irregularidades en esa instancia.
"Queríamos hacer un diálogo con el ministerio, pero la ministra (Nemesia Achacollo) nos recibe en su oficina y nos deja plantados, no hemos intervenido el ministerio”, insistió.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS