Siete incongruencias juegan en contra de la denuncia de Lidia Patty

Expertos ven que las contradicciones generan un “harakiri” a su demanda, pero consideran que no afectan en nada la denuncia en el plano jurídico.

Redacción Diario Página Siete
Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - jueves, 25 de marzo de 2021 - 9:03

Página Siete / La Paz

La exdiputada Lidia Patty, principal denunciante del caso “golpe de Estado”, suma al menos siete contradicciones en acciones y declaraciones, las cuales, según analistas políticos, juegan en contra de su demanda. 

Patty fue cuestionada por aprobar la prórroga de mandato de Jeanine Añez como presidenta transitoria en enero de 2020, además fue criticada por cobrar el  sueldo de legisladora durante la etapa en que regía un gobierno al que considera de “facto”. 

A esas acciones se suman al menos cinco declaraciones que hizo en diferentes medios de comunicación, que contradicen su postura respecto a su denuncia.

El 3 de septiembre de 2020, en  La Barricada de Radio Deseo, la exlegisladora manifestó: “Yo veo que Jeanine Añez está manejada más por varones, no está ella gobernando. Lindo sería que ella gobierne, que haga sus decisiones, creo que hubiera sido de diferente manera ahora podíamos estar”. 

El 17 de noviembre de 2020, en el programa Encontrados, Patty señaló: “El día domingo renunció nuestro presidente Evo, nosotros nos hemos sorprendido (...). El domingo a medianoche nos dicen algunos ministros y exviceministros, que estaban en ese momento, nos llamaban, que tenemos que renunciar todos, suplentes y titulares. No podemos estar, no podemos traicionar a nuestro hermano presidente Evo (decían)”.

En diciembre de 2020 en el programa No mentirás de PAT, la exdiputada sostuvo: “Temporalmente tenía que tomar Jeanine Añez la presidencia, pero no ha sido así. Después que nosotros, nuestra presidenta del Senado y nuestro presidente de Diputados les han obligado para que renuncien (...) y por eso en ese momento había vacío de poder”.

También puede leer: Flores: «Siempre hay (personas que) rodean al hermano Evo que no le dicen la verdad»

El 4 de diciembre de 2020, en el programa No mentirás se consulta a Patty si solicitó la aprehensión preventiva de Luis Fernando Camacho en el marco de la demanda  que interpuso. Ella responde “No, eso lo verá la justicia”. No obstante, ante la insistencia de la periodista, Patty responde: “Sí, eso es lo que nosotros hemos, como ya ha sido admitido penalmente, tiene que ser, porque esto es de terrorismo y sedición, cuando es terrorismo y sedición tiene que actuar el fiscal inmediatamente, eso es lo que harán los fiscales, tienen que actuar en este momento, eso es lo que yo he planteado y tienen que hacer”.

El 18 de marzo, en el programa Buena Noche de Opinión habló sobre la ampliación de su denuncia contra Añez y dijo: “Se amplió hacia Jeanine Añez y sus colaboradores, porque nuevamente estaban articulando desestabilizar a nuestro país, según mensajes que estaban empezando a hablar”. Sin embargo, la denuncia contra Añez es por las acciones que realizó antes de asumir como presidenta. 

Para el analista Paul Coca, ante la sociedad las contradicciones de Patty generan un “harakiri” en contra de su propia denuncia. 

“Ella es otra viva evidencia de que no hubo esa figura de golpe de Estado ni un gobierno de facto.  Son contradicciones que están generando una crítica social, pero no está afectando en nada la denuncia en el plano jurídico, porque la balanza está inclinada de investigar, de sancionar, de presionar a los opositores”, manifestó Coca.

El constitucionalista Williams Bascopé expresó: “Ella no ha podido sostener ni justificar cómo aprobó la ley de ampliación de mandato de Añez si creía que era un gobierno de facto. Si era consecuente con su discurso, no podía estar como diputada y menos cobrando un salario. Amplía su denuncia sin saber qué está ampliando y se presta a ser utilizada menoscabando la dignidad de las mujeres y más de las mujeres indígenas. Se las utiliza como bandera, como escudo y detrás de ella, de la manera más cobarde, se  oculta la cúpula de poder del MAS”.

La exdiputada  Patty en una anterior entrevista con Página Siete señaló que decidió aprobar la ampliación del mandato de Añez para pacificar el país. “El pueblo estaba muriendo, se coartaban sus derechos, teníamos que pacificar al pueblo boliviano. Yo no solita lo he hecho (no aprobé sola la ampliación de mandato), son 130 diputados.  Eso lo hemos hecho por pacificación (…) volvimos a la democracia, gracias a los parlamentarios, aunque nos juzguen”, expresó. 

Consultada sobre el porqué no renunció,  señaló que fue para no dejar al país en manos del gobierno de derecha. “La derecha quería manejar a su gusto todo”, expresó.

Aseguró que ella “no es manejada por nadie”. “Dicen ‘no sabe leer, se lo ha redactado, sólo ha firmado’. Los abogados redactan pero yo reviso y tiene que ser acorde a lo que pido”, manifestó.

La denuncia del caso  Golpe de Estado

La exdiputada Lidia Patty  interpuso la demanda por el caso “golpe de Estado” el 27 de noviembre de 2020. En su denuncia acusó a Luis Fernando Camacho, a su padre José Luis Camacho, al excomandante de las Fuerzas Armadas (FFAA) Williams Kaliman y el excomandante de la Policía  Yuri Calderón de “conspiración y desestabilización” del gobierno de Evo Morales en 2019. 

Luego de las elecciones subnacionales, en marzo de 2021 solicitó la ampliación de su denuncia contra la expresidenta Jeanine Añez y cinco de sus exministros.

En una entrevista con Página Siete, Patty aseguró que ella“ no es manejada por nadie”. “Algunos medios dicen que yo estoy manejada, pero yo soy una mujer muy dura, no me manejan. Dicen ‘no sabe leer, se lo ha redactado, sólo ha firmado’. Los abogados redactan pero yo reviso y tiene que ser acorde a lo que pido”, aseguró.

 

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS