Ven que el caso «carta» devela una diplomacia «improvisada»

Expertos en relaciones internacionales dicen que hay un manejo poco sobrio de una información que expone al país en varios temas.

Redacción Diario Página Siete
Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - lunes, 12 de julio de 2021 - 5:04

Página Siete / La Paz

Expertos en relaciones internacionales y exdiplomáticos ven que se muestra una diplomacia “improvisada” en torno al manejo que se  da a la denuncia de la carta de agradecimiento sobre el supuesto envío de “material bélico” de Argentina a Bolivia en noviembre de 2019. Consideran que más allá de evidenciar una “confraternidad” entre gobiernos que comparten una misma ideología, hay un manejo poco sobrio de una información que expone al país en cuestiones de seguridad y defensa. 

No obstante, el canciller Rogelio Mayta indicó que era “muy importante” dar a conocer estos hechos y  que estén bajo  el escrutinio de la opinión pública.

El jueves,  Mayta convocó a una conferencia de prensa para denunciar la existencia de una carta, fechada el 13 de noviembre de 2019, atribuida a Jorge Terceros, excomandante de la FAB,   y en la que se lee un agradecimiento al entonces embajador argentino Normando Álvarez por el “envío de material bélico”, aunque en la misiva presentada se detallan materiales antidisturbios.

“No sólo se afecta a la imagen del país por cómo se manejan las cosas a nivel internacional, sino que además en cuestiones de seguridad y defensa, se expone al país frente a lo que puede estar viendo la inteligencia de otros países. Damos cuenta de que no tenemos ni gases ni elementos suficientes como para contener un levantamiento popular y eso es delicado. Hay que manejar los temas de seguridad y defensa con muchísima reserva”, dijo Andrés Guzmán,   exdiplomático y analista en temas internacionales.

Por su parte, el internacionalista Álvaro del Pozo indicó: “Bolivia, en el último tiempo, ha quedado en la manera de relacionarnos con los países a partir de una improvisación notoria, y eso marca de alguna manera la situación desde hace tiempo atrás. Incluso desde el gobierno de Evo Morales la Cancillería y la cooperación no estaban siendo manejadas como se debe, conforme a lo que mandan las normas internacionales. Todos estos elementos que podrían tener otro tratamiento mucho más objetivo, más sobrio se diluyen ante la coyuntura política”.

Asimismo, la internacionalista Roxana Forteza manifestó su extrañeza porque la supuesta carta de Terceros hubiera aparecido en la embajada de un gobierno de ideología similar,  cuando la declaración del militar  causó revuelo en el caso “golpe”. 

“Parece extraño que quien encuentre esto sea alguien de un gobierno de ideología similar, de izquierda. Todos estos tipos de documentos que aparecen a destiempo o casualmente hay que tomarlos con pinzas y lastimosamente la gente que está manejando las relaciones internacionales en este momento no es la más proba y la más ecuánime”, manifestó.

Por su parte, Marcelo Ostria,  exdiplomático y experto en derecho internacional  apuntó: “Hay que ver el grado de confianza que tienen entre los presidentes de Bolivia y de Argentina. Están asumiendo una posición de confraternidad de identidades ideológicas que es muy notoria y la imagen de ambos queda pésima, pero parece que no les importa, no saben que la acumulación de estos incidentes puede ser muy grave para un país, están entrando en una situación muy peligrosa”.

Al respecto el canciller Mayta indicó que era “muy importante” dar a conocer esta información. “Solicitamos por canal diplomático que nos puedan proporcionar una copia (de la carta) y apenas la obtuvimos el jueves en la tarde, realizamos las consultas necesarias que se deben hacer, y ante la gravedad de la situación la hicimos pública esa noche misma, y lo que advertimos es que recién se estaba vislumbrando la punta del iceberg”, dijo en entrevista en Asuntos Centrales.

Asimismo, enfatizó que era necesario que esto quede bajo el escrutinio de la opinión pública y remarcó: “No me voy a callar, esté en el lugar que esté, cuando se trate de graves violaciones de derechos humanos”.
 

 

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS