La crisis del sistema norteamericano

Editorial
lunes, 14 de octubre de 2013 · 20:50
El sistema político estadounidense es uno de los más disfuncionales de las Américas. La pugna ideológica, la agresividad verbal y las inquinas personales entre oficialismo y oposición hacen casi imposible que cualquier iniciativa importante sea aprobada. La reforma de salud,  sancionada hace dos años y que entró en vigencia este mes, demoró casi un siglo en ser aprobada. Y una reforma migratoria, que es indispensable, está congelada hace dos décadas. Hay decenas de otros ejemplos de parálisis legislativa.
Esa dificultad del sistema norteamericano para los consensos llegó al extremo de que una ley sancionada, la mencionada reforma de salud, esté posteriormente amenazada de ser descarrilada debido a la posición de los republicanos. Éstos se han negado a aprobar el presupuesto nacional si es que la ley no es retirada o pospuesta. Como el presidente Barack Obama y el Partido Demócrata no cedieron ante tan absurda demanda, la mayoría opositora en la Cámara de Representantes (diputados) optó por no aprobar el presupuesto y produjo el cierre parcial de las actividades del Gobierno del país más fuerte de Occidente. Es la animosidad política llevada al extremo.
Hoy, la falta de un acuerdo podría incluso llevar las cosas más lejos, tanto que afectaría la economía norteamericana y, en parte, la mundial. Una norma de ese país establece que el nivel de endeudamiento interno no puede pasar de cierto límite. En décadas anteriores el Congreso aprobaba, como mero trámite, un aumento de ese "techo de la deuda”. Pero desde que los republicanos están dominados por el ala más conservadora (el Tea Party),  presionan al Gobierno de Obama para que reduzca el gasto estatal a cambio de aprobar nuevos límites a la deuda.
La situación es hoy de extrema gravedad, según diversos analistas norteamericanos. El presidente Obama ha señalado que no va a negociar esas posibles reducciones de endeudamiento mientras el Gobierno esté cerrado. Los republicanos han expresado que en esas condiciones no asistirán a ningún diálogo. Por lo tanto, EEUU podría caer en un "default” (cese de pagos) por primera vez en su historia. El plazo para ello es el 17 de octubre. Las consecuencias de que la economía más grande del planeta caiga en insolvencia serían enormes. Se cree que Gobierno y oposición evitarán aquello cuando se acerque el plazo.
Aunque el tango siempre se baila de a dos, es decir que los dos lados en pugna son parte del problema y deben estar comprometidos con la solución, en este caso la mayor responsabilidad la tienen los republicanos. Exigir que una ley de ese Estado (la de salud) recientemente aprobada sea retirada por motivos ideológicos es una actitud profundamente antidemocrática. Y chantajear al Gobierno bajo la amenaza de un cierre parcial, que ya está en curso, y una cesación de pagos, es directamente una locura. Los republicanos perderán más que ganarán con estas actitudes.

Los dos lados en pugna son parte del problema (...),  en este caso la mayor responsabilidad la tienen los republicanos.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias