CARTAS AL DIRECTOR

Carta de la Vicepresidencia del Estado sobre las denuncias de Samuel Doria Medina

jueves, 17 de octubre de 2013 · 17:05
Señor Salazar:

Deseo, en relación a las afirmaciones de su editorial del día 13 de octubre del presente, dejar en claro algunas de las declaraciones  del Vicepresidente del Estado en su conferencia de prensa del 10 del mismo mes.
La mencionada editorial reza. "La respuesta del Gobierno ante  estas denuncias ha sido idéntica a todas las veces en las que  ha sido criticado: ha reaccionado con ofensas e insultos, además de eludir el tema central. Por ejemplo, el vicepresidente García Linera le ha pedido a Doria Medina que, como "burgués” que es, se retire de la política”.
Si presta atención al contenido de la citada conferencia de prensa, el Vicepresidente dedicó la mayor parte del tiempo a la misma a explicar técnicamente las características de cada uno de los emprendimientos mencionados por el Sr. Samuel Doria Medina y  por qué no era posible comparar éstos con los que arbitrariamente escogió el empresario, además de aclarar las inquietudes de la prensa, entre los que  se encontraban periodistas de Página Siete, que pudieron insistir sobre los temas relevantes para su medio de comunicación.
Para una comprensión didáctica de estos aspectos, adjunto a la presente un conjunto de cuadros comparativos y el video de la conferencia de prensa. Podrá así su prestigioso medio constatar que el Gobierno en ningún momento "eludió el tema central”.
Por otra parte, el Vicepresidente del Estado no emitió ninguna ofensa o insulto. Como es de conocimiento popular, el término "burgués” hace referencia a una categoría sociológica no a ofensa ni insulto alguno, el Vicepresidente está hablando de un miembro o representante de una clase social: la burguesía. Como dijo Carlos Marx: "Se trata de personas en la medida en que son la personificación de categorías económicas, portadoras de determinadas relaciones e intereses de clase”.
No se trata de ninguna agresión o mentira, el Vicepresidente del Estado ha aclarado a la población con cifras y especificaciones técnicas  las características de los proyectos y emprendimientos económicos que lleva adelante el Estado Plurinacional, esto lo ha hecho frente a las falsas conjeturas que está difundiendo el Sr. Samuel Doria Medina.
Por tanto, señor Director de Página Siete, si tiene inconvenientes con que el Sr. Samuel Doria Medina sea burgués, o considera que ser burgués es ofensivo, es un tema a ser resuelto entre esos dos personajes, del cual le ruego exima al Vicepresidente, que nada puede hacer respecto a la condición burguesa del empresario. Si Página Siete tiene, por una razón u otra, una determinada inclinación ideológica, similar o idéntica a la del Sr. Samuel Doria Medina, eso no le exime de las responsabilidades propias del gremio periodístico a dar a todas las partes el derecho a expresar su posición, en este sentido pido dar la posibilidad de poner de manifiesto en su medio esta aclaración que  realizamos.
Con la esperanza puesta en haber esclarecido tan elementales aspectos, que no siempre se presentan tan nítidamente al entendimiento común, me despido atentamente.


Héctor Ramírez Santiesteban
Secretario General

Nota del director
Página Siete difundió en su sección informativa, como corresponde, las cifras y argumentos que ofreció el señor Vicepresidente en respuesta al señor Doria Medina y las denuncias que éste hizo sobre el supuesto   sobreprecio de tres obras realizadas por el Ejecutivo.
Nuestra nota no mencionó las 21 ocasiones en que el Mandatario acusó al señor Doria  Medina de mentir (quien miente, según la Real Academia de la Lengua, es un mentiroso). Tampoco hizo mención a la sugerencia de que el empresario, como "burgués” –una categoría sociológica, es cierto-, "usará la política para enriquecerse”.
Si se presta atención a su contenido, el editorial se concentra  en la necesidad de transparentar el uso de los recursos del Estado. El derecho al disenso es condición elemental  de toda democracia y la fiscalización de la gestión pública una función  irrenunciable de la prensa. La crítica independiente no implica "inclinación similar o idéntica” a una corriente política o ideológica, sino cabal ejercicio del derecho a la libre opinión. No lo dice Marx, sino la Constitución Política del Estado Plurinacional.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias