Editorial

Medición de la calidad educativa

domingo, 20 de octubre de 2013 · 20:50

El desarrollo de un país está estrictamente relacionado con la educación, y si bien Bolivia ha dado grandes pasos en factores determinantes como la universalización del acceso a la educación para niños y niñas, la mejora de la infraestructura escolar en todo el país, y la reducción de brechas de abandono y deserción escolar, se ha mencionado que resta avanzar en lo que hace a la calidad de la educación, de manera que ésta se convierta, verdaderamente,  en un espacio para el desarrollo integral y la igualdad de oportunidades para todos las y los estudiantes bolivianos.
También se ha llamado la atención sobre el hecho de que nuestro país esté ausente de las pruebas internacionales de medición de la calidad educativa, puesto que éstas –las hay diversas- otorgan pautas de las falencias que hay que superar y las fortalezas que se deben rescatar.
Por ello, resulta loable que el Observatorio Plurinacional de la Calidad Educativa (OPCE), una entidad creada por el Estado boliviano para supervisar la calidad de la educación, plantee que la calidad educativa sea medida cada cuatro años.
La propuesta, hecha conocer hacer algunos días, propone tres instancias para la medición: en la comunidad, entre establecimientos y por esa unidad descentralizada del Ministerio de Educación.
"Hemos elaborado un proyecto para ver cómo está la calidad educativa en el país, la  cual se implementará desde septiembre de 2014”, informó  el director del OPCE, Vidal Coria.
Coria explicó que en el primer caso será la junta escolar, el director, los dirigentes de los padres de familia, de los estudiantes y los jilakatas los que harán la supervisión interna. En el siguiente proceso podrán intercambiar criterios entre unidades educativas.
Asimismo, se adelantó que para la medición, se tomarán en cuenta seis lineamientos: una educación con justicia plena, que garantice el equipamiento, las condiciones para una buena formación; que la educación genere valores de una convivencia armónica con la Madre Tierra; que promueva una sociedad armónica, intercultural y plurilingüe; y que tenga un enfoque comunitario y productivo, con desarrollo de ciencia y tecnología.
 Habría que añadir solamente, que también sería aconsejable, que entre los indicadores se incluya una comparación en contenidos y capacidades, con otros países de la región y del mundo, pues es bien sabido que uno de los espacios donde realmente se mide la calidad de la educación es en la capacidad de los estudiantes de estar en igualdad de condiciones con su pares de todo contexto.

Resulta loable que el Observatorio Plurinacional de la Calidad Educativa (...) plantee que la calidad educativa sea medida cada cuatro años.

 

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias