Cara o cruz

Las confesiones de Sánchez Berzaín

Raúl Peñaranda U.
miércoles, 23 de octubre de 2013 · 21:47
Carlos Sánchez Berzaín aparece en los medios más o menos una vez al año, entre septiembre y octubre. Utiliza medios bolivianos o CNN para ladrarnos sus ideas. La verdad es que ladra bastante bien. Hace unos días señaló, desde Miami, donde tiene calidad de asilado, que él se considera una "alternativa política” a Evo Morales. Claramente el exministro de Gobierno, responsable de los hechos más luctuosos de la vida de la democracia, está fuera de la realidad. Los psicólogos llaman a eso "negación psicótica”. Yo también podría decir que juego al fútbol mejor que Messi. Buscando en internet datos para redactar esta columna encontré una verdadera joya. Entrevistado por Ezequiel Serres, del programa No Mentirás, de PAT, dijo varias cosas que es bueno comentar. La entrevista está en YouTube.
En primer lugar, Sánchez Berzaín expresó que "antes de entrar a la política yo era un hombre de fortuna”. Veamos. En 1993, cuando asumió por primera vez ese cargo (fue ministro de la Presidencia del primer gobierno de Sánchez de Lozada), Sánchez Berzaín tenía 34 años. Pero él mismo aseguró en el pasado que durante su infancia y juventud vivió en la pobreza. ¿Cómo pudo entonces lograr "fortuna” antes de cumplir 34? Sánchez Berzaín empezó a ejercer como abogado cuando tenía, digamos, 24. ¿En sólo 10 años amasó una "fortuna”? ¿En un país pobre como Bolivia? ¿Sin desarrollar una actividad empresarial? La confesión apuntala la hipótesis de que Sánchez Berzaín ganó grandes cantidades de dinero como abogado de narcos en Cochabamba. Ello se supo en 1995, gracias a informaciones de los diarios La Razón y Última Hora. Me acuerdo bien porque yo era jefe de redacción de este último y publicamos esa información en primera plana. Si ésa no es la verdadera explicación de sus ingresos, el exministro debería dar a conocer otra, ojalá con algún detalle, que responda cómo es que logró fortuna antes de 1993. Entre paréntesis, es interesante ver cómo un abogado de narcos luego hizo su carrera política persiguiendo a cocaleros, que representan la otra mitad del circuito coca-cocaína. Defendió a la peor mitad, en todo caso. Pero en la entrevista con Serres dijo también que, además de abogado, es politólogo y sociólogo y que ha cursado dos maestrías. O sea que, entre que se fugó a EEUU en 2003 y el año 2011, cuando se hizo la entrevista, había cursado dos carreras y dos maestrías. Pero no alcanzan los tiempos, a menos que en EEUU estudiar sociología y ciencias políticas tome dos años cada una (las maestrías toman dos años, se supone). Finalmente, algo aún más grave: contó que vive "de su trabajo, yo soy abogado”. Bueno, es abogado boliviano pero no tiene licencia para trabajar en EEUU. Para ello hay que estudiar derecho allá, por un periodo de tres años. El listado de abogados del estado de Florida, donde reside, tiene unos 95.000 profesionales según la página web del Colegio de Abogados. Sánchez Berzaín no figura ahí. La página web incluye una pestaña interesante: "Denuncie a un abogado que no tiene licencia”. Je. Sánchez Berzaín se gana la vida, como saben quienes lo conocen, en el negocio inmobiliario. Vendiendo y comprando casas.
En esa mencionada entrevista Sánchez Berzaín hizo otra confesión: dijo que la forma cómo se hubiera evitado la renuncia de Gonzalo Sánchez de Lozada en octubre de 2003 era "resistiendo más fuertemente” las protestas sociales. ¿"Resistiendo más fuertemente”? ¿Eso equivale a decir "reprimiendo más fuertemente”? Podrían ser ciertas entonces las versiones de fuentes militares que señalaban que el exministro creía que con "300 o 400 muertos” se acababa la revuelta. Es un horror.
Apostilla final: según las entidades internacionales de investigaciones financieras, las actividades inmobiliarias son las que más se utilizan para blanquear dinero.
Si llegó hasta el final, querido lector, le informo que con este texto inicio mi columna semanal en Página Siete. Ojalá me siga.
 

Raúl Peñaranda U. es periodista.

  Podrían ser ciertas las versiones  que señalaban que el exministro creía que con "300 o 400 muertos” se acababa la revuelta.

 

Página Siete da la bienvenida a Raúl Peñaranda U. quien publicará semanalmente, en este espacio, su columna Cara o cruz.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Comentarios

Otras Noticias