Las mediciones sobre la clase media

Editorial
domingo, 27 de octubre de 2013 · 19:27
Un interesante estudio realizado por el Banco Mundial y denominado "La movilidad económica y el crecimiento de la clase media en América Latina” fue presentado hace unos días por esa entidad.
El estudio señala que en todos los países de la región, fundamentalmente gracias a los buenos precios de las materias primas y a la distribución de bonos, existe una parte importante de la población que está saliendo de la pobreza. Son buenas noticias.
El estudio divide a la población en tres "clases”: la pobre,  (ingreso de uno a cuatro dólares diarios por persona); la "vulnerable” (de cuatro a diez dólares) y la "media”, con ingresos entre diez y 50 dólares. (La cuarta categoría, la "clase alta”, es casi inexistente; según el BM en ningún país supera el 5%, en Bolivia llega al 1%). Otras formas de medición de los ingresos tienen un denominativo distinto: por ejemplo, dividen a la población en pobreza extrema, pobreza moderada y población no pobre.
Más allá de los nombres, que a veces ocultan más de lo que muestran, es una realidad que en la región se han producido interesantes mejoras en los ingresos. "Tanto la salida del grupo de pobres hacia el de los vulnerables, como del grupo de vulnerables hacia el de los de la clase media, tuvo que ver con el crecimiento económico de los países, la bonanza exterior (precios favorables de las materias primas) y también con la asistencia social o transferencias condicionadas de parte de los gobiernos, todo esto tuvo impacto en subir el ingreso de los pobres”, afirmó Augusto de la Torre, economista jefe del BM para América Latina al dar a conocer el informe.

En Bolivia los avances también son notorios. Se estima que un 50% de la población total está pasando de una situación de "pobreza” a "vulnerabilidad” (no todavía a la clase media). Sin embargo, el estudio del BM muestra también las carencias y los desafíos del país. Por ejemplo, sólo tres naciones de las Américas (Bolivia, El Salvador y Honduras) tienen una clase media de menos del 20% de la población total. Bolivia, además, es el segundo país con más personas pobres, con casi el 50%. Entonces, si bien el país está mejor que hace una década, sigue a la cola en cuanto a desarrollo en la región. Por eso es tiempo de invertir no en mejorar, por ejemplo, la calidad de la educación, de la salud y de la productividad. El informe es también un retrato de lo que serán las demandas de una sociedad con mejores ingresos, a los gobiernos democráticos: un aumento de la clase media implica  "mejores” demandas sociales y mejor participación social.

Bolivia realizó  avances en los niveles de ingresos de la población. Sin embargo, el estudio del BM muestra también las carencias y los desafíos del país.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
50

Comentarios

Otras Noticias