Ventana al mundo

La última batalla de Vo Nguyen Giap

Agustín Saavedra Weise
domingo, 27 de octubre de 2013 · 19:57
Al recordarse en septiembre de 2011 los 100 años de vida del legendario general vietnamita Vo Nguyen Giap, publiqué una nota recordatoria acerca de ese hombre excepcional. Nacido el 25 de agosto de 1911, el anciano Giap perdió su última batalla contra la irremediable muerte el pasado 5 de octubre a los 102 años de edad. Rendiré un postrer homenaje a este maestro estratega ubicado en la historia entre los mejores. La diferencia  fundamental a su favor es que Giap sólo luchó por la libertad de su pueblo, al revés de otros célebres estrategas que se embarcaron en conquistas más allá de la defensa de lo propio.
Vo Nguyen Giap fue vencedor de  Francia y de los Estados Unidos en los largos conflictos poscoloniales e ideológicos  sufridos por Vietnam el siglo pasado. Su campaña culminó espectacularmente  el 30 de abril de 1975 con la toma de Saigón -capital del entonces Vietnam del Sur- por el Ejército de Liberación Nacional (Vietcong). Ese mismo día se reunificó Vietnam y se rebautizó a Saigón como ciudad Ho Chi Min, en homenaje al líder fallecido que políticamente articuló las pautas de la larga lucha.
Vo Nguyen Giap sabía que en una  guerra convencional jamás podía vencer al ejército estadounidense. En paralelo con el hábil uso de la guerrilla -al estilo de George Washington contra los ingleses durante la lucha por la independencia y que sus generales contemporáneos olvidaron-, Giap utilizó al máximo en contra de su poderoso rival la dimensión social de la estrategia. Giap tenía que concretar algo impactante que llegue al corazón mismo del pueblo norteamericano y lo ponga en contra de una intervención militar de por sí poco popular. Ante la sorpresa mundial y la de sus oponentes, Vo Nguyen Giap lanzó en 1968  a lo largo del Vietnam la fuerte ofensiva del Tet. Ese crucial momento marcó un punto  de inflexión clave: la moral colectiva estadounidense giró decisivamente. La guerra estaba perdida, nadie puede librar combates exitosos sin apoyo popular. La opinión pública se volcó contra  un conflicto que llevaba diariamente por la televisión a los hogares sus terribles imágenes, y exigió que se termine el drama. En 1972, Le Duc Tho y Henry Kissinger firmaron los acuerdos de paz en París. La contienda siguió hasta 1975, cuando el Gobierno títere del sur colapsó.
Si algo mostró el general Giap a lo largo de sus campañas fue que las cuatro clásicas dimensiones de la estrategia (operacional, logística, tecnológica y social) dosificadas sabiamente eran imbatibles. En los niveles operacionales superó a sus rivales de West Point. En la dimensión logística Giap  fue magistral pese a su enorme inferioridad de recursos. Tecnológicamente pudo hacer frente en esa misma dimensión a los EEUU más allá de la abrumadora mayoría de medios y del dominio aéreo norteamericano.
Ese dominio del aire lo neutralizó Giap mediante túneles utilizados para abastecimiento y movimiento de tropas, lo que hizo casi inocuos los bombardeos desde el punto de vista militar,  generando al mismo tiempo resentimientos contra EEUU por parte de la  perjudicada población local. Finalmente, en lo social, Vo Nguyen Giap fue acompañado por su pueblo, al revés de lo ocurrido en Estados Unidos, donde la gente  se opuso a la contienda. Honor y gloria al gran Vo Nguyen  Giap.

 Agustín Saavedra es excanciller, economista y politólogo.

  La opinión  pública se volcó contra  un conflicto que llevaba diariamente por la televisión a los hogares sus terribles imágenes.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
49

Comentarios

Otras Noticias