El peor resultado del kirchnerismo

Editorial
martes, 29 de octubre de 2013 · 20:43
El resultado del domingo en los comicios legislativos argentinos marcó el peor resultado obtenido por el kirchnerismo en 10 años, desde la victoria de Néstor Kirchner en los comicios de 2003. La nueva composición del Legislativo, que era previsible pero que todavía fue más desfavorable para el oficialismo de lo que se esperaba, implica que queda descartada la posibilidad de un tercer mandato de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, ya que no cuenta con el apoyo en el Parlamento para iniciar un proceso de reforma (y el Tribunal Constitucional no violará la Constitución para permitirlo). El kirchnerismo perdió en 12 de los 24 distritos de Argentina, pero de todas maneras mantiene la mayoría en ambas cámaras del Congreso.
Los analistas argentinos consideran que para la tendencia iniciada por Néstor Kirchner y continuada por su esposa será muy difícil tener opciones ganadoras en las elecciones de 2015. Su candidato Daniel Scioli, gobernador de la provincia de Buenos Aires y kirchnerista moderado, no aparece hoy como candidato favorito para los futuros comicios.
El gran ganador de la jornada es Sergio Massa, hasta hace poco jefe de gabinete de la Presidenta y luego convertido en su más fuerte contrincante. Massa hizo una campaña contra la inseguridad ciudadana y criticó la corrupción y la soberbia de las autoridades argentinas. De 41 años, sumó casi 3,8 millones sólo en la provincia de Buenos Aires (44% de voto), el distrito que tiene el 40% del padrón nacional.
También el alcalde de Buenos Aires, el derechista Mauricio Macri, cuyo partido Pro volvió a imponerse en su distrito con el 34,46% de los votos, se consolidó como un candidato con bastantes posibilidades.
Se considera que Massa, Macri y Scioli serán los candidatos presidenciales más fuertes para los comicios de 2015. Si entonces pierde  Scioli, la fase del kirchnerismo habrá gobernado durante 12 años en ese país, un periodo extenso, que sucedió en paralelo a otros gobiernos nacionalistas y estatistas de la región, entre los que se encuentra el de Evo Morales.

La derrota de Fernandez de Kirchner se explica por las malas condiciones económicas argentinas, en las que la inflación es galopante (pero disfrazada escandalosamente por una entidad oficial sin credibilidad), la productividad está detenida y el desempleo crece. Pero también por la sensación de que el kirchnerismo, tras 10 años en el poder, creía no tener límites, llenos como están sus representantes de arrogancia y envanecimiento. Finalmente, la corrupción está desbocada. Son los desafíos de Argentina.

Analistas argentinos creen que para la tendencia iniciada por Néstor Kirchner y continuada por  Cristina será difícil ganar las elecciones de 2015.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente.
   

60
1

Comentarios

Otras Noticias