Preguntas sobre un ciudadano libanés

sábado, 05 de octubre de 2013 · 20:39

El caso de la detención de un ciudadano libanés de nombre Georges Chafic, acusado de tráfico de drogas, no ha ocasionado la mínima preocupación de las más altas autoridades del Gobierno. El hecho de que Chafic hubiera sido militante del MAS y que haya tenido documentos emitidos por dos diputados de ese partido conforma un caso extraordinariamente grave.
Chafic ha sido acusado de haber intentado enviar a Ghana, en la costa oeste africana, casi 400 kilos de cocaína en los ejes de un camión remolque. De Ghana se presume que la droga, valuada en 1,5 millones de dólares, tendría a Europa como su destino final. Fuentes de diversas oficinas estatales han señalado a los medios de comunicación que este ciudadano ya había realizado otras exportaciones de droga en el pasado.
Hay innumerables elementos que comentar sobre este tema. Primero, obviamente, que es imprescindible que los diputados del MAS, Samuel Pamuri y Donato Calizaya, aclaren por qué entregaron a Chafic permisos de circulación. Los permisos fueron entregados cuando Héctor Arce era presidente de la Cámara de Diputados. Al respecto, también es importante preguntarse por qué diputados deben entregar ese tipo de "permisos”. La circulación en el país está permitida, para fines lícitos, por la Constitución Política del Estado y, por tanto, cualquier documento de ese tipo entregado por diputados no hace más que generar dudas. ¿"Circular” para qué? Uno de los diputados acusados afirmó que se dan esos permisos para "tener transporte”. Ello suena totalmente irregular, si la Cámara tiene presupuesto para el alquiler de vehículos, esos "permisos” siguen siendo innecesarios.
La presidenta de la Cámara de Diputados, Betty Tejada, debería ordenar que estos permisos, y cualquier otro similar, sean declarados ilegales. Además, debería informar cuántos, a quiénes y qué tipo de documentos se han entregado en los últimos años.
La otra aclaración importante la debe hacer la jefatura del MAS en La Paz respecto a por qué, como señalaron los diputados afectados, Chafic tenía un carnet de militante de ese partido desde el año 2005 (luego presuntamente renovado en 2012). ¿Cualquier extranjero viene a Bolivia y se convierte en militante? ¿Con respaldo de quién? ¿Sin un control previo?
Las dudas no terminan allí. Siguen debido al hecho de que Chafic fue "Coordinador de Proyectos” del municipio de Palos Blancos, en  Alto Beni, una zona dominada por el MAS y que tiene el problema del aumento dramático de plantaciones de coca. ¿Un extranjero que no representa a ninguna entidad de cooperación y que se desempeña como "coordinador”? ¿En una zona cocalera?
Finalmente, pero no menos grave, se debe mencionar que los diputados "protectores” de Chafic buscaban nombrarlo cónsul de Bolivia en Líbano y que por ello habían entregado una recomendación a la Cancillería. El diputado Pamuri dijo que la sugerencia se hizo porque "Chafic habla libanés”.
Ante tamaño escándalo, las más altas autoridades del Gobierno han mantenido silencio. Extrañamente se han referido a ella la presidenta de la Cámara de Diputados, la jefa de bancada del partido y algún otro legislador, en un evidente esfuerzo del oficialismo por quitarle a este tema la seriedad que tiene. Todo indica que Chafic tenía una relación estructural con el MAS. Ello se desprende de lo señalado aquí: asesoraba a un municipio cocalero; era militante del MAS, según se ha denunciado; y recibía permisos de "circulación”.
No se puede evitar preguntarse  la reacción que hubieran tenido, desde el Presidente del Estado hacia abajo, si los diputados involucrados no hubieran sido militantes del partido de Gobierno, sino de alguna fuerza opositora. Seguro que todo el peso del Estado estaría encima de ellos y, quizás, el plenario de la Cámara ya les hubiera dado licencia para que se enfrenten a la justicia.

La presidenta de la Cámara de Diputados  debería ordenar que los "permisos de circulación”, y cualquier otro similar, sean declarados ilegales.

Todo indica que Chafic tenía una relación estructural con el MAS. Sin embargo, las autoridades no han dado importancia al tema.

 

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias