Serotonina

Viajar despeja y enseña

Iván Arias Durán
domingo, 6 de octubre de 2013 · 19:38

Invitado a dar una conferencia sobre desarrollo económico local y globalización en Perú, uno no puede evitar la tentación de pensar y compararnos: con nuestros problemas y desafíos. Igual que en el Perú, en nuestro país miles de personas se enriquecieron y enriquecen a partir de su posición en las esferas de poder o de sus influencias en él.
En el  país incaico, después de 13 años, salieron a la luz pública los tesoros que poseía Vladimiro Montesinos, otrora poderoso e intocable hombre de confianza de Alberto Fujimori, en su casa de playa, en Arica: ocho kilos de oro y piedras preciosas en 154 piezas de lujo, valorizadas en medio millón de dólares. Relojes de marca Longines, Patek Philippe, Rolex o Cartier con enchapes de diamantes, cada uno valorizado en  50.000 dólares; cadenas de oro macizo, diamantes y zafiros incrustados en gemelos brillantes; ternos Versace y Dolce & Gabbana; zapatos italianos; perfumes franceses y colecciones enteras de discos de Ludwig van Beethoven, Frank Sinatra y Ray Conniff. Incluso una pistola automática Colt modelo Combat Commander de calibre 45, con aplicaciones de piedras preciosas que, se dice, fue un regalo de un traficante de armas ruso.
El tesoro fue hallado en  2000, cuando el régimen fujimorista se caía a pedazos. Las piezas permanecieron bajo custodia del Banco de la Nación por 13 años. Las bóvedas se abrieron el pasado viernes 27 de septiembre. Serán puestas a la venta en subasta pública por la Comisión Nacional de Bienes Incautados (Conabi). Montesinos hoy está preso con una condena de 25 años y no es ni la sombra de la prepotencia que lo caracterizaba.
Al igual que en Bolivia, en varias regiones del Perú, Madre de Dios, La Libertad y Puno, los mineros informales o artesanales, llamados por nosotros cooperativistas, presionan, con paros y bloqueos, al Gobierno para acceder a áreas de explotación. A  diferencia de nuestro país, los gobernantes peruanos no han cedido y han optado por apoyar las inversiones mineras privadas y de gran envergadura como el de la Conga, como opción para hacer un aprovechamiento sostenible de los recursos mineralógicos.
Lima, que es un país dentro de un país, impacta por su crecimiento, pero también por las soluciones atrevidas y osadas que sus gobernantes, locales y regionales, encuentran y concertan en bien de la ciudadanía.
 Lima está siendo testigo de uno de los proyectos más ambiciosos que buscan aligerar el tránsito y recuperar la belleza del río Hablador.  Cada mañana, al pie del puente Rayitos de Sol y bajo la mirada atenta de los curiosos, un grupo de obreros utiliza maquinaria pesada para lograr dominar la fiereza del río Rímac y, según dicen, allanar el camino de lo que será la gran megaobra.
Con una inversión que supera los 600 millones de dólares, cientos de personas de la empresa OAS Perú trabajan en turnos de noche y de día, para construir un gran túnel subterráneo, cuyos dos kilómetros de largo pasarán nada menos que por debajo del río Rímac.
Antes de iniciar los trabajos se han hecho estudios de impacto ambiental y de seguridad; por ejemplo, el túnel es capaz de resistir cualquier terremoto.  Se calcula que los escombros serán un aproximado de 600 mil metros cúbicos, de los cuales más del 50% servirá para reforzar el túnel. Por otra parte, aparte de contar con un techo impermeable sin riesgo a filtraciones, contará con un moderno sistema de seguridad, detectores automáticos de humo y CO2 que brindarán la primera alerta ante la mínima señal de incendio, así como un sistema para extinguirlo a lo largo del túnel.
La culminación de Vía Parque Rímac está programada para fines de 2014 o inicios de 2015. Mientras, además del túnel, los obreros de este proyecto tienen otras tareas, como habilitar nueve kilómetros de vías nuevas y 11 viaductos. La obra completa de Vía Parque Rímac permitirá conectar Ate con el Callao en sólo 20 minutos, según estima la municipalidad de Lima. Descongestionará en  80%  la Vía de Evitamiento.
 Considerando que son más de 160 mil vehículos por día que actualmente pasan por la Vía de Evitamiento, con la creación de la nueva vía y el túnel debajo del río Rímac ese número podría incrementarse a 200 mil vehículos por día muy pronto. Esta obra es construida por el método cut and cover, en el que se hace una excavación profunda, se monta el túnel (con piezas fabricadas fuera), se techa y se tapa.
Aprendiendo uno se pregunta: ¿por qué en Bolivia no nos unimos para hacer obras serias y de envergadura, en vez de cada uno jalar para su lado, como es el caso del teleférico del Gobierno nacional y los buses PumaKatari de la Alcaldía?

Iván Arias es ciudadano de la República de Bolivia

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias