Las protestas por escaños

Editorial
lunes, 07 de octubre de 2013 · 20:39
Como se preveía, el Órgano Legislativo sancionó la Ley de Redistribución de Escaños parlamentarios para la gestión que se iniciará en 2014. La ley aprobada se basa en la propuesta de reforma realizada una semana antes por el Tribunal Constitucional que, tomando los datos del censo de 2012, reasignó curules quitándole a Chuquisaca, Beni y Potosí un diputado a cada uno; mientras que Santa Cruz tendrá tres diputados más.
Los tres departamentos afectados, más Cochabamba, que considera que debería tener una bancada más grande, han iniciado una serie de medidas de protesta, como ayunos, bloqueos y paros. Parece ser que el movimiento no tiene visos de reducirse, agravado por la virulencia verbal de algunos ministros, que sólo agravan las cosas, como el de la Presidencia. Lo que buscan los liderazgos regionales es que la ley sea revertida y, en su lugar, aprobar otra norma que vuelva a asignar los escaños de otra manera, aunque no dicen cómo.
Este diario dijo hace poco que la reasignación de diputados había sido un trabajo bien realizado por el Tribunal Electoral. Al margen de las dudas sobre la realización del censo, está claro que hay departamentos que bajan su población de manera relativa al total nacional. Santa Cruz, sobre todo, estaba subrepresentada (y lo seguirá estando porque, con población casi idéntica a la de La Paz, tendrá un curul menos desde el próximo año).
Por lo tanto, las protestas de cuatro regiones son excesivas. No es culpa de nadie que haya regiones que pierden población relativa, la migración interna y externa es un fenómeno tan antiguo como la humanidad y está presente en todo el mundo. Esos líderes actúan de manera equivocada al alentar protestas regionalistas que no tienen asidero.
Un acápite de la ley propuesta por el Tribunal sí causa preocupación: la eliminación de siete circunscripciones uninominales, lo que obligará a que sean "redibujadas”; esa reconfiguración territorial de la representatividad debe realizarse de la manera más técnica y razonable posible. Si el Tribunal actúa políticamente para favorecer a la fuerza oficialista, entonces estará debilitando no solamente el sistema electoral, sino también su propia credibilidad, en juego ya ante tantas voces que señalan que está bajo el dominio del partido de Gobierno.
La forma en la que se establecerán las circunscripciones electorales es un factor clave para que la representatividad del voto esté adecuadamente realizada. Desde fines de los años 90, cuando se crearon las circunscripciones uninominales, ese trabajo se ha realizado de manera adecuada. Ojalá que esa saludable tradición no cambie.

Los liderazgos regionales buscan que la ley sea revertida y aprobar otra norma que  asigne los escaños de otra manera, aunque no dicen cómo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias