Tierra de nadie

En la mira
lunes, 7 de octubre de 2013 · 20:40
La ciudad de El Alto es una de las urbes de mayor crecimiento en el país, pero también una de las más desordenadas y caóticas.
Por mucho que intentan, poco logran hacer sus autoridades para poner un poco de orden a las calles, el tráfico y, como revela un informe de Página Siete, al atropello a las normas al realizar edificaciones.
 Los vecinos y vecinas de los diferentes barrios han decidido, ellos mismos, construir el caos que los aqueja: no cumplen las normas de planimetría que son aprobadas por el municipio e invaden con sus construcciones los espacios públicos, provocando el estrechamiento de calles y avenidas.
No es extraño ver arterias alteñas que abruptamente son interrumpidas por una casa; o un edificio que, de pronto, "se come” la acera; incluso hay una calle  donde los vehículos deben sortear la edificación que tiene en el medio...
A Dios rogando y con el mazo dando, dice el refrán. Bien harían los ciudadanos de El Alto por querer más a su ciudad y empezar ellos mismos por respetar sus normas. No todo -aunque parezca- está en manos de las autoridades.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios

Otras Noticias