La visita de Yunus y el microcrédito

Editorial
jueves, 31 de octubre de 2013 · 22:14
Ha sido interesante la reciente visita al país del economista bangladeshí Muhammad Yunus, que ganó en 2006 el premio Nobel de la Paz por haber ideado un sistema de microcréditos, especialmente orientados a mujeres.
Su laureado programa tiene el objetivo de que, mediante estos financiamientos, las mujeres logren una actividad económica que las saque de la pobreza. Junto al premio Nobel, su creador  ha recibido decenas de reconocimientos internacionales e invitaciones a conferencias. En el caso boliviano, auspició su llegada la universidad Udabol.
Yunus se reunió con el presidente Evo Morales y contó que habló con él de los distintos caminos que puede tener un país "para salir de la pobreza”. Él considera que cualquier persona, por más pobre que sea, si cumple con sus responsabilidades  es capaz de ser un emprendedor.
El economista, considerado como un hombre comprometido con mejorar las condiciones de vida de los más pobres de su país y del resto del mundo, creó el Grameen Bank en 1976. Ha entregado créditos a unas 8,5 millones de mujeres de su país que hoy son socias del banco. Se lo considera el "creador del microcrédito” en el mundo.
El economista propone crear un Fondo de Negocios Sociales, que apoye a los emprendedores, y una Empresa de Incubación que les preste servicios para apoyarlos a tener éxito con la creación de su empresa. Eso se hizo en varios países.
Es especialmente interesante que Yunus haya visitado Bolivia, justamente un país líder en microcrédito a nivel internacional. En el país se fundó uno de los primeros bancos de microfinanzas del mundo, en 1992, el BancoSol, luego seguido por numerosas entidades en el país. Especialistas y banqueros bolivianos han ideado las mejores formas de facilitar la entrega de créditos, de concebir sistemas de garantías y de otorgar capacitación a los beneficiados. Sin embargo, no todos están de acuerdo con la idea de que el microcrédito ayuda a las personas a salir de la pobreza. Los críticos señalan que, en muchas ocasiones, los prestamistas ingresan en espirales de endeudamientos y que, en la mayoría de los casos, se dedican a actividades que no generan riqueza, como el microcomercio (que, además, en Bolivia suele relacionarse a actividades de contrabando).

Por eso Yunus, y otros interesados en el tema de las microfinanzas, han generado la idea de  crear "negocios sociales” que tengan sostenibilidad económica, que sean administrados por personas pobres y se dediquen a resolver un problema social, como vender alimentos y, así, por ejemplo, reducir la malnutrición.

Es muy interesante que el economista Muhammad Yunus haya visitado Bolivia, justamente un país líder en microcrédito a nivel internacional.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias