Bolivia y Chile: diálogo y resultados

Editorial
martes, 12 de noviembre de 2013 · 22:06
La expresidenta y candidata favorita a la presidencia de Chile -según encuestas preelectorales-, Michelle Bachelet, incluyó como una propuesta de su gobierno la reactivación del diálogo con Bolivia sobre la base del principio de la confianza mutua (aunque el tema fue incluido en el acápite de Defensa).
"Con Bolivia, lo fundamental será retomar el camino del diálogo, iniciado en 1999, y el clima de confianza mutua conseguido durante el periodo 2006-2010. La plena normalización de las relaciones con Bolivia es un objetivo al que aspiramos”, se lee en la propuesta que inscribió la candidata chilena de la alianza de centroizquierda, Nueva Mayoría, para participar de los comicios que se celebrarán el domingo en el vecino país.
Desde Santiago, el canciller chileno Alfredo Moreno también apostó por el diálogo, al sostener que "sería positivo para ambos países”.
La propuesta de Bachelet también generó  repercusiones en Bolivia, como es lógico suponer. El vicecanciller Juan Carlos Alurralde abogó por un nuevo escenario de diálogo. "Veremos cómo estará conformado el nuevo gobierno y obviamente, lo que compete con el nuevo gobierno es retomar toda la agenda que tenemos de trabajo, la agenda de diálogo, la agenda que se tiene pendiente (...). Vamos a esperar los resultados de las elecciones”, dijo.
Por su parte, el presidente Evo Morales expresó su disposición a escuchar esa propuesta, pero puntualizó que ésta debería ser por escrito y que el diálogo debe darse en forma paralela a la demanda marítima que Bolivia ha interpuesto ante la Corte Internacional de Justicia. "Un diálogo con resultados”, fue la respuesta del Mandatario boliviano.
Los mecanismos de diálogo entre Bolivia y Chile, que se activaron cada seis meses desde 1999 a merced de una comisión de consultas políticas, están congelados desde 2011. Por otro lado, ambos países -a pesar de su proximidad y la intensidad del comercio fronterizo- no tienen relaciones diplomáticas a nivel de embajadores, aunque desde 2006 establecieron un mecanismo de diálogo de 13 puntos que incluyó de manera oficial el tema marítimo.
El temario, no obstante, no llegó a desarrollarse y el presidente Evo Morales decidió llevar a Chile a un juicio ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la base de los "derechos expectaticios”, un principio jurídico establecido en el curso de las negociaciones que se dieron, especialmente  entre 2006 y 2010, el periodo citado en el programa de Bachelet.
En principio, cabe valorar el que Michelle Bachelet haya incluido en su propuesta electoral este tema. Ninguno de los otros candidatos lo ha hecho; más bien algunos, como el independiente Franco Parisi, sostiene "no cederemos soberanía sobre nuestro mar...” y Marco Enríquez Ominami, joven líder de la izquierda,  sugiere "soluciones creativas para la demanda (marítima)”.
Con todo, la respuesta boliviana, especialmente la del Presidente, es también apropiada. Las negociaciones con Chile no han avanzado en largos años y si aparentemente lo hicieron -como pasó con la agenda de 13 puntos que impulsó Bachelet en su anterior gestión- fue para retroceder fácilmente, como sucedió con la gestión del presidente Sebastián Piñera.
A ello obedeció, como mencionó oportunamente el presidente Morales, que Bolivia optara por llevar su demanda a La Haya, proceso para el que se han establecido diversos mecanismos a nivel nacional e internacional.

El diálogo es y será la mejor opción para resolver este conflicto que separa a dos países hermanos; es la mejor alternativa, también, a un conflicto que debe ser resuelto en algún momento, pues representa una herida para la región; pero es esperable, como sostiene el Presidente boliviano, que se dé un diálogo con resultados, un proceso con metas y ofrecimientos concretos. Lo demás es, como ya ha sucedido, solamente parte de una agenda política que puede ser loable, pero que se sabe incierta.

En principio, cabe valorar el que Michelle Bachelet haya incluido en su propuesta electoral este tema. Ninguno de los otros candidatos lo ha hecho.

El diálogo es y será la mejor opción para resolver este conflicto pero es esperable, como sostiene el Presidente boliviano, que sea un diálogo con resultados.

 

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias