Impuesto a los regalos

Álvaro Vásquez Almanza
miércoles, 13 de noviembre de 2013 · 20:39
Hace algunos días, la presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia,  Marlene Ardaya, hizo una declaración en la que, haciendo referencia al Régimen de Viajeros reconocido en la legislación aduanera nacional, afirmó que éste no se aplica a los casos en que los viajeros transporten regalos y que éstos deben ser nacionalizados con el pago de tributos.
Literalmente, la licenciada Ardaya afirmó que "si un hombre viaja y trae blusas para mujer, eso no va a ser para su uso personal, eso sale de la franquicia y, obviamente, se tiene que proceder a la nacionalización, como corresponde”.
Considerando que la legislación aduanera nacional no incluye el término "regalos” en ningún artículo, se puede asumir que su  tratamiento en el Régimen de Viajeros es hasta cierto punto interpretativo, por lo que me permito expresar mi criterio al respecto.
La legislación relacionada con este tema dice que "los artículos nuevos de estricto uso o consumo personal, sin fines comerciales, hasta por un valor FOB de un mil 00/100 dólares estadounidenses ($us 1.000.)” pueden ser internados al país sin el pago de impuesto alguno. Ésa aparenta ser la frase objeto de análisis por parte de la licenciada Ardaya.
Parece que la "pregunta del millón” es si los artículos de uso personal pueden ser para uso comercial. Creo que ambos conceptos son mutuamente excluyentes, por lo que se puede deducir que la frase luego de la primera coma  ("sin fines comerciales”) se aplica a los artículos que algún viajero traiga en su equipaje y que no sean para su uso personal.
Si así fuera, entonces los artículos personales no son los únicos que puede traer un viajero sin pago de impuestos, sino también aquellos que no tengan un fin comercial (por ejemplo, regalos), y cuyo valor no exceda los mil dólares americanos.
Al margen de este breve análisis semántico y de interpretación de lo escrito, existe otro criterio técnico que creo fue soslayado en el análisis de la presidenta de la ANB. Para su explicación me valdré del mismo ejemplo utilizado por la licenciada Ardaya:
Un ciudadano boliviano viaja al extranjero y compra allí blusas para su esposa en una tienda comercial cualquiera, y paga por ellas el precio normal de venta al público, es decir, aquel que incorpora el IVA local del país visitado.
Al llegar a su propio país, y no poder argumentar que esas blusas son para su uso personal, debería pagar los impuestos asociados a una importación (entre ellos, el IVA boliviano).
En ese caso, acabaría pagando el IVA del país que visitó y también el de Bolivia, vulnerando claramente el principio internacionalmente aceptado del draw back o de neutralidad impositiva, que indica que un bien de exportación no debe incorporar impuestos locales en su precio, justamente debido a que se asume que deberá pagar los impuestos del país de destino al llegar a éste. ¿Cómo salvar este problema?
Es cierto que muchas personas utilizan recurrentemente el Régimen de Viajeros para traer al país mercadería que luego venden, desnaturalizando así la intención de la norma; sin embargo, la misma legislación prevé que un viajero que ingrese al país antes de 90 días de su último ingreso ya no puede beneficiarse de este régimen aduanero. Seguramente es más difícil controlar la frecuencia de los viajeros que cobrar impuestos a todos, pero sin duda sería también más justo.
La actual administración aduanera mostró varios logros en los años de la actual presidencia, los  que fueron en su momento reconocidos por la empresa privada y por otras instituciones, incluso a nivel internacional; sin embargo, parece que esta intención de gravar a los viajeros internacionales por regalos que pudieran traer como equipaje acompañado no ayudará a acrecentar ese prestigio.
Es de esperar una aclaración definitiva sobre este tema de parte de la presidencia de la Aduana Nacional de Bolivia.

Álvaro Vásquez Almanza es

consultor en comercio internacional

Página Siete se reserva el derecho de editar, por razones de claridad y extensión, todas las colaboraciones no solicitadas.

 

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias