Delincuencia: malas y buenas noticias

Editorial
jueves, 14 de noviembre de 2013 · 21:03
Un importante estudio sobre la criminalidad realizado por el PNUD en las Américas, recientemente divulgado, establece malas y buenas noticias para el caso de Bolivia: las malas nuevas son que Bolivia figura entre los países con mayor cantidad de robos en la región, junto a, entre otros, Ecuador, Uruguay y Venezuela. La buena noticia es que nuestro país no está entre las naciones en las que los homicidios se han convertido en una "epidemia”, a decir del informe del PNUD. Venezuela, Ecuador, Paraguay, Guatemala y otras siete naciones están en esa categoría, que se establece cuando existen 10 o más homicidios por cada 100 mil habitantes.
El estudio confirma también una idea que es sostenida por otros reportes y ha sido señalada antes en este espacio: que la "mano dura” y el agravamiento de las sentencias judiciales contra sospechosos de cometer delitos no ayuda a disminuir la criminalidad. El estudio  ratifica que la manera para combatir este problema debe ser integral, tomando diversos aspectos en cuenta, desde la educación hasta la formación de los agentes policiales, pero que el solo endurecimiento de las normas no tiene relevancia. El informe señala que los países que han tomado ese camino como solución no han logrado resultados positivos. Aunque el estudio no lo menciona, se podría incluir en esa acápite a EEUU, un país que tiene muy duras normas contra los delitos y que, a la vez, presenta uno de los más elevados índices de criminalidad del mundo desarrollado.
Lamentablemente Bolivia, en los últimos años, ha tomado ese camino, el de la "mano dura”. Desde quitarle de por vida la licencia para conducir a quien es sorprendido conduciendo ebrio (que casi nunca se cumple), hasta aumentar notablemente las penas contra violadores y agresores de mujeres (que tampoco se ejecutan). Si hay una inflación en Bolivia es la de leyes, cada vez más severas, que no conducen a  soluciones.
Las autoridades deben leer este estudio con mucho detenimiento. Si bien es positivo que el país no esté entre los países de mayor incidencia de homicidios, figura, como decimos, entre las naciones con mayor cantidad de robos, generalmente a mano armada y con violencia.

La solución es, siguiendo a las Naciones Unidas,  integral, abarcadora. Un aspecto ha sido relevado en esta sección en ocasiones anteriores: la necesidad de capacitar a los miembros de la Policía y de detectar sus prácticas corruptas, sancionándolas de inmediato. Muchos crímenes se aclararían (y otros tantos se evitarían) si la Policía hiciera un trabajo un poco menos negligente.

Lamentablemente Bolivia, en los últimos años, ha tomado el camino de la "mano dura” para luchar contra el delito, que las NNUU creen estéril.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias