¿Por qué no fuimos al Mundial?

Adrián Reyes Rodríguez
viernes, 1 de noviembre de 2013 · 20:54
Es la pregunta más común después de quedar cada vez eliminados, fechas antes de que finalicen las Eliminatorias. Parece una pregunta simple, pero las causas son mucho más complejas que jugadores y cuerpo técnico. Cierto, ellos son los que saltan al terreno de juego, pero detrás de ellos están dirigentes y a veces personas ajenas al fútbol que ven a la Selección como un negocio y no como lo que es: el equipo de todos los bolivianos.
Se cumplen 20 años de la última y única clasificación a la Copa del Mundo, y en vez de haber progresado y convertirnos en una potencia en Sudamérica, nos hundimos en un pozo del que hasta ahora no podemos salir.
Empecemos a descifrar las causas de un nuevo fracaso:
No existen divisiones inferiores en el fútbol boliviano. Tristemente, los jugadores jóvenes no están correctamente preparados para dar el salto a la Primera División y eso hace que lleguen a debutar  sin dominar los principios básicos en el fútbol. Los entrenadores están más enfocados en hacer jugar a futbolistas mayores para ganar campeonatos, olvidando que su principal función es formar jugadores para  que puedan llegar a ser profesionales.
Estos jugadores, cuando llegan a primera, no se comportan como profesionales y en muchos casos se dan excesos que no pueden existir en ese nivel. Esto hace que su rendimiento en la cancha sea mediocre, pero como la Liga  en sí ya es mediocre, no se nota demasiado si un futbolista juega o no bien.
Los clubes traen futbolistas extranjeros con un nivel de regular para abajo en varios casos, lo que impide a varios jugadores nacionales juveniles la oportunidad de tener minutos en los equipos profesionales.
En la Selección, los entrenadores de los últimos ciclos terminaron las Eliminatorias con los mismos jugadores con los que empezaron ya estando eliminados,  sin dar paso a los juveniles y prepararlos para la siguiente clasificatoria. En este marco podemos destacar lo que Azkargorta está haciendo, al llamar a varios juveniles en sus últimas convocatorias para darles el roce internacional que tanto se necesita para competir afuera.
Los dirigentes no manejan el fútbol como tal sino como un negocio más. Un ingreso para el bolsillo, con plata que debería ser invertida en el bien del fútbol, no en gastos personales. Las entradas son muy caras para nuestra economía y no beneficia en nada tener el estadio medio vacío porque la gente no pudo pagar una entrada para ver a su Selección.
Así como éstos, debe haber otros motivos por los que estamos últimos en Sudamérica tanto a nivel de clubes como selecciones.
Sinceramente, creo en este cuerpo técnico lo suficiente como para darle una oportunidad de hacer las cosas bien. El reto está en que todos colaboremos en la misión de llegar al Mundial otra vez, desde jugadores hasta dirigentes e incluso hinchas, que por más desilusionados y acostumbrados a perder que estemos no podemos dar la espalda a ese equipo que de vez en cuando nos da una alegría y nos une como pueblo. Ése que le quitó el invicto de 40 años a Brasil en Eliminatorias, ése que goleó a la Argentina de Messi y Maradona, ése por el que renegamos, lloramos y gritamos. Ése por el que nos sentimos orgullosos de ser bolivianos.

Adrián S. Reyes Rodríguez

 es ciudadano boliviano.

Entrenadores de los últimos ciclos terminaron las eliminatorias con los mismos jugadores con que empezaron, ya estando eliminados.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
49

Comentarios

Otras Noticias