Los resultados del informe sobre coca

miércoles, 20 de noviembre de 2013 · 21:52
La presión, expresada a través de declaraciones públicas y seguramente también privadas, de los representantes de la Unión Europea y de la entidad de lucha contra el narcotráfico de Naciones Unidas (UNODC), empujaron al Gobierno boliviano a revelar el resultado del informe sobre el consumo legal de coca en el país.
Después de insistentes llamados de esos dos representantes internacionales (los pedidos de los medios de comunicación y de los líderes opositores fueron
desoídos por el Gobierno), el  estudio fue conocido, pero de forma parcial. Las 12.000 páginas del estudio deberían publicarse en la página web del Ministerio de Gobierno a la brevedad posible.
La investigación se empezó a realizar en 2008 y concluyó dos años después. Seguramente el primer resultado del consumo legal de coca debió ser tan bajo (Juan del Granado, líder del MSM, denunció que la cifra del estudio original era de 6.000 hectáreas de coca) que el Ejecutivo se vio forzado a pedir "estudios complementarios”, que no se sabe cuándo concluyeron. La conclusión es que, finalmente, con tres años de demora, el estudio fue divulgado e indica que el consumo legal de coca en el país es producido por algo más de 14.000 hectáreas.
El estudio abarcó encuestas en 12.000 hogares, 36 establecimientos económicos, 400 comerciantes minoristas, 300 productores detallistas y 3.264 actores económicos, sociales y culturales relacionados con el consumo de la hoja, informó el Gobierno. Un 37% de los bolivianos mastica coca, dijo la investigación, y una cantidad importante llega a los países vecinos, especialmente a Argentina.
Pese a su importancia, el mismo ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que el estudio no implica ninguna obligación para el Ejecutivo. "Cualquier estudio constituye un dictamen, constituye una opinión técnica calificada, pero obviamente no tiene carácter vinculante, cualquier dictamen en el ámbito minero o de hidrocarburos, agrícola o cualquier rubro no es vinculante por sí mismo”, aseveró tras la difusión del reporte.
Como la cantidad de cocales en todo el territorio alcanza a 25.000 hectáreas, según NNUU, el país tiene 11.000 hectáreas de cocal ilegal, excedentaria, que debe ser eliminada. La dirigencia cocalera tenía la esperanza de que la cifra de hectáreas para producir coca de consumo legal fuera mayor, para que la presión de las tareas de erradicación fuera menor. Como ello no era posible (ni forzando el resultado con los "estudios complementarios”), lo que hizo el Gobierno fue, simplemente, no divulgar el resultado. Y así pasaron años, hasta la última semana.
Por tanto ahora, aún sin ser "vinculante” el estudio, ha puesto una meta a ser lograda en los próximos años por las autoridades (de éste y futuros gobiernos).
No es una cifra inalcanzable, el Gobierno ha logrado reducir en un 19% la cantidad neta de cocales en los últimos dos años, según las Naciones Unidas. Con políticas de aproximación y coordinación con la dirigencia cocalera, y usando la fuerza de manera legal y medida, ésta es una meta posible de alcanzar en el mediano plazo. Lo que sí es necesario es aumentar los recursos y el personal de la lucha contra el narcotráfico. Bolivia tiene cada vez más dificultades en este plano tras rechazar la cooperación de Estados Unidos e incluso de mantener lejana la posible ayuda de Brasil, que está abierto a más tareas de coordinación.

Otra conclusión importante del estudio es la muy escasa utilización de la coca en productos industriales. Como el mercado boliviano es pequeño y la exportación de coca, por ejemplo en forma de infusiones, está prohibida, la industrialización de la coca es casi inexistente, nula, parte de un mito que los bolivianos vivimos. Quizás si se instalaran en Bolivia grandes empresas farmacéuticas y de cosméticos para que se produzcan, por ejemplo, jabones, shampúes y otros productos similares a base de coca ello podría ser más factible, pero esa posibilidad no está ni remotamente cerca en el horizonte. En cualquier caso, los datos de este informe deben ser socializados.

Después de insistentes llamados de dos representantes internacionales, los resultados del estudio sobre el consumo de coca fueron conocidos.

Como la cantidad de cocales en todo el territorio alcanza a 25.000 hectáreas, el país tiene 11.000 hectáreas excedentarias, que deben ser eliminadas.

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias