Efectos colaterales

En la mira
jueves, 28 de noviembre de 2013 · 22:04
Aún no terminan de definirse los plazos finales y modalidades para el pago del segundo aguinaldo decretado por el Gobierno, y ya se sienten algunos premonitorios efectos.
Aunque las autoridades han asegurado que no habrá inflación y están haciendo esfuerzos para evitarla, no han faltado los negocios -increíblemente los más grandes y prósperos, como algunos supermercados- que han aumentado los precios a sus productos y en el mercado también se percibe una cierta elevación de precios en alimentos. Otro efecto es la suspensión -al menos en buena parte de las empresas- de los tradicionales canastones. Según reportes de los comerciantes, la demanda por estos regalos a los trabajadores habría caído a la mitad.
Sin embargo, el viceministro de Desarrollo Rural ha afirmado que "lo que sube más (a fin de año) son las ropas interiores, los (calzones) rojos y amarillos”.
Es cierto que, con segundo aguinaldo o sin él, diciembre es un mes inflacionario y habrá que esperar que se mantenga en los márgenes habituales para no generar daños a la economía de los bolivianos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
1

Comentarios

Otras Noticias