Efectos colaterales

En la mira
jueves, 28 de noviembre de 2013 · 22:04
Aún no terminan de definirse los plazos finales y modalidades para el pago del segundo aguinaldo decretado por el Gobierno, y ya se sienten algunos premonitorios efectos.
Aunque las autoridades han asegurado que no habrá inflación y están haciendo esfuerzos para evitarla, no han faltado los negocios -increíblemente los más grandes y prósperos, como algunos supermercados- que han aumentado los precios a sus productos y en el mercado también se percibe una cierta elevación de precios en alimentos. Otro efecto es la suspensión -al menos en buena parte de las empresas- de los tradicionales canastones. Según reportes de los comerciantes, la demanda por estos regalos a los trabajadores habría caído a la mitad.
Sin embargo, el viceministro de Desarrollo Rural ha afirmado que "lo que sube más (a fin de año) son las ropas interiores, los (calzones) rojos y amarillos”.
Es cierto que, con segundo aguinaldo o sin él, diciembre es un mes inflacionario y habrá que esperar que se mantenga en los márgenes habituales para no generar daños a la economía de los bolivianos.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias