El verdadero relato de la Corte

Ariel Basteiro
domingo, 3 de noviembre de 2013 · 21:14

Cualquier estudiante de escuela secundaria sabe que cada poder del Estado (Ejecutivo, Legislativo, Judicial) cumple un rol de estabilizador institucional, por ello no debería sorprender la afirmación del presidente de la Corte Suprema de Justicia argentina, Ricardo Lorenzetti, cuando expresó esa definición esta última semana, luego del fallo que el máximo tribunal hizo conocer sobre la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Parece que Ricardo Kirschbaum, jefe de Edición del diario Clarín, desconoce algo tan primario sobre el rol estabilizador institucional de cada uno de los poderes del Estado; expresó tal disparate en una columna de opinión en este diario el último jueves.
Dicho editor no reconoce que la Corte, en un fallo ejemplar, por seis votos a favor contra uno, declaró la constitucionalidad de la totalidad de la ley de medios, basándose en la libertad de expresión y en la comunicación como un derecho, un derecho conquistado por la sociedad que participó como pocas veces en la propuesta y sanción de la ley.
Asimismo, el señor Ricardo Kirschbaum tiene una particular forma de interpretar un "debilitamiento” del gobierno nacional, toda vez que como supuesto periodista informado debería admitir que, en las últimas elecciones, el Frente para la Victoria fue la fuerza más votada a nivel nacional, se impuso en 10 provincias y llegó a 7,5 millones de votos en todo el país, convirtiéndose así en la opción ganadora de los comicios. Sumado a ello, un par de días después se logra aquello que el pueblo esperó durante cuatro años: la constitucionalidad de la ley de medios.
El Gobierno nacional, a pesar de haber logrado amplia mayoría en el Congreso de la nación hace cuatro años cuando se discutió la ley, esperó pacientemente que la justicia se expidiera. Lo curioso aquí es que la empresa Clarín ya informó que no respetará el fallo e inició operaciones mediáticas para entorpecer el proceso de adecuación que se debe llevar adelante.
Recordemos que el grupo tiene 25 licencias de radio AM, FM y TV abierta, cuando la normativa indica que sólo puede tener hasta 10. Posee alrededor de 240 servicios de televisión por suscripción (cable), cuando debería  tener sólo 24. Y duplica el 35% que permite la legislación en relación a la cobertura del territorio.
Curioso resulta también ver hoy al Grupo Clarín tratando de desprestigiar al doctor Lorenzetti, cuando hasta hace poco lo presentaba casi como un prócer de la constitucionalidad, la independencia de la justicia y la división de poderes. Quizás la explicación a este cambio de postura radica en algo tan simple como que la Corte falló a favor de la democratización de la palabra, algo a lo que el grupo se opone.
La soledad en la que ha quedado el Grupo Clarín para defender sus privilegios es llamativa; sus propios trabajadores ya se expresaron a favor de avanzar con la ley. También se manifestaron los actores, las carreras de comunicación de las universidades, las centrales de trabajadores, directores de cine, los pueblos originarios, los sindicatos de la televisión, los partidos populares, las iglesias de todos los credos. Sólo acompañan al Grupo Clarín la derechista SIP (propietarios de medios) y algunos dirigentes de la derecha vernácula.
Néstor Kirchner, en su discurso de asunción en  2003, propuso a los argentinos vivir en un país "normal”. Normal es aquel país en el que sean respetados los derechos y en el que la Corte Suprema responda a la Constitución, y no en favor de los sectores privilegiados del poder. Este fallo demuestra que seguimos avanzando hacia la "normalidad”, una normalidad en la que  cada poder cumpla su tarea en beneficio de la sociedad.
 
Ariel Basteiro es embajador de
la República de Argentina en el
Estado Plurinacional de Bolivia

  Recordemosque el grupo tiene 25 licencias de radio AM, FM y TV abierta, cuando la normativa indica que sólo puede tener hasta 10.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias