Todos Santos, una fiesta intercultural

P. Guillermo Siles Paz
martes, 5 de noviembre de 2013 · 20:40
Estamos celebrando la fiesta de Todos  Santos, pero antes debemos   entender  algunos temas histórico-culturales. Nadie puede negar que antes de la llegada de los españoles a nuestro continente, los  pueblos indígenas vivieran una experiencia muy particular sobre el culto a los muertos. Si bien es cierto que hoy está mezclado con todo un ropaje cristiano, no ha dejado de ser en esencia  la fiesta de los muertos. Aunque ciertamente han logrado coincidir ciertas comprensiones con el mundo cristiano, hoy  cohabita esta realidad de fe cristiana con una profunda tradición cultural, que poco a poco también toma una expresión diferente.
Cuando uno se encuentra en medio de las culturas como la azteca,  la de los incas  o de la Amazonia, uno puede darse cuenta de que la vivencia y la forma de entender la muerte  es casi idéntica  o tal vez tiene el mismo origen. Hoy lo vemos en sus manifestaciones particulares, con simples matices y diferenciados por su contexto físico y geográfico.
¿Cómo se entiende la muerte para el pueblo originario de este continente? Simplemente como una ruptura temporal y física, pero que tiene un eterno retorno. Como que la vida es un círculo continuo. El hombre vuelve en ciclos y se empodera de sus bienes temporales y retorna a su estadio diferente.
Por lo tanto, el día de los difuntos es un día de  la fiesta de los muertos. Se puso la mesa o altar del ser querido. Esta mesa se refleja como el ágape para el difunto. Llegó el 1 de noviembre al mediodía y partirá al día siguiente, pero antes ha compartido todo lo que se preparó, las comidas, las t’ant’awawas,  urphus   y mucha fruta.  
Otro símbolo muy fuerte que refuerza la fiesta de los muertos es la presencia de los familiares; su presencia es muy significativa, está  la mayoría de los seres queridos. Podríamos decir que es el encuentro familiar.
Se ha rezado, se ha comido y se ha compartido. Al finalizar su presencia, entre la familia  se repartirá todo el banquete para dejar satisfechos a todos. Se dejará limpia la mesa y luego a visitar el cementerio.  Lo más llamativo de este momento son los tipos de oración que se fueron cultivando, frases repetitivas e invocando siempre el bienestar del ser querido.
Para marcar su presencia cristiana, el día 2 de noviembre se pone una misa, recordando a todos los muertos de la familia, luego se visita el cementerio.  La palabra cementerio significa dormitorio porque, según nuestra creencia cristiana, en el cementerio nuestros cuerpos duermen hasta el día de la resurrección.
Para el cristiano, la muerte es parte de nuestra vida. Jesús ex              perimentó su muerte, venció la cruz, pero antes puso su esperanza plena en el Padre Dios. Los cristianos sabemos que todo  no se acaba con la muerte. La muerte es la espera, hasta la parusía, la segunda venida de Jesús resucitado. Como afirmamos será un regreso triunfal, para el establecimiento definitivo del Reino.
En la las misas decimos "siempre que coman de este pan y beban de esta copa, proclamarán la muerte del Señor hasta que él vuelva”. Por eso pedimos "vivir siempre libres de pecado mientras esperamos la gloriosa venida de nuestro Salvador, Jesucristo”.
La festividad de Todos Santos vive en  medio de los fenómenos y expresiones de fe. Aunque también hay otras expresiones foráneas, que son alegóricas y no afectan este arraigo cultural. La fiesta se  enfrenta a  los cambios culturales. Pero no deja de ser la espera en un ambiente de fiesta.

Guillermo Siles es misionero

y comunicador social.

Para marcar su presencia cristiana, el día 2 de noviembre se pone una misa, recordando a  los muertos de la familia, y se visita el cementerio.

Página Siete se reserva el derecho de editar, por razones de claridad y extensión, todas las colaboraciones no solicitadas.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias