Huelga de trenes en la estación Finlandia

Argentina: saqueos y fin de ciclo

Pablo Stefanoni
lunes, 09 de diciembre de 2013 · 21:51
El fin de año vino otra vez caliente en Argentina, y no sólo por los más de 30 grados de calor de esta época. Una combinación de huelga policial y saqueos puso en vilo a la provincia de Córdoba, gobernada Juan Manuel de la Sota, un peronista opositor.
El gobierno nacional se negó a enviar a la Gendarmería y los saqueos se expandieron. Días después, el efecto contagio se expandió por otras provincias, donde la Policía se sumó al reclamo de aumentos salariales, luego de que la Policía cordobesa lograra torcer el brazo a De la Sota y consiguiera un fuerte aumento.
Los periodistas/opinadores televisivos construyeron una curiosa forma de analizar los saqueos, típica de comentarios de café: quienes saquean y se llevan productos de primera necesidad son pobres recuperables; si se llevan productos prescindibles son saqueadores, pero si roban ropa de marca o perfumes caros son delincuentes puros y duros.
Parecería desconocerse por completo que precisamente una de las dimensiones simbólicas de cualquier saqueo es esa inversión del mundo que permite a los pobres apropiarse de lo que no pueden en el mundo real.
La lucha de clases tuvo y tiene también esas facetas, por eso los Estados sociales modernos incorporaron formas institucionales para resolver los conflictos, aunque mantienen la represión como solución en última instancia. Esa última instancia es la que en estos días estaba amotinada en Córdoba y dejó emerger la violencia contenida.
La "economía política” de los saqueos incluye, sin duda, muchas dimensiones: interna peronista (¿quién dijo que la sucesión será una fiesta democrática?), redes de corrupción narcopoliciales, metamorfosis en las formas de violencia que atraviesan a nuestro país (como ha destacado Beatriz Sarlo), y, obviamente, grupos de delincuentes que aprovecharon las zonas liberadas…, pero todo eso ocurre, como apuntó Pablo Semán, en un escenario de fragmentación étnico-social y diversos tipos de murallas, que estructuran las muy distintas realidades cordobesas. Además de los efectos de una inflación que ronda el 23%.
La bonanza soyera-automotriz, eje de la "década ganada”, no alcanza para evitar los problemas económicos. La preocupante caída de reservas del Banco Central obligó a Cristina Fernández -luego de su regreso a sus funciones- a descabezar al equipo económico. Así desembarcó el actual gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, como jefe de Gabinete (equivalente al Ministerio de la Presidencia en Bolivia), dándole un espacio preeminente a un representante de la "liga de gobernadores” y representante del peronismo puro y duro, sin las veleidades "progres” del kirchnerismo.
Muchos de los jóvenes colocaron en las redes sociales fotos y comentarios sobre el "alto choreo”. Ciudadanos "bien” se indignaron por un comentario de un lector de Clarín que decía: "Hay que matarlos!!!”. Tenía 816 "me gusta”. Otro lo felicitaba y le decía: "Tu comentario no es facho, está bien, hay que meterles balas pero de plomo”.
Pero más allá de los diversos análisis sobre los saqueos, no puede olvidarse que el trasfondo de esta "quiebra de valores” se da en una provincia donde el jefe de la Policía antidroga cayó por sus vínculos con el negocio narco. Negocio que se está expandiendo por todo el país y tiene como uno de sus epicentros a la ciudad de Rosario.
Pero la "rebelión de los Juanes” -como los policías denominaron a la huelga- expresó también una lucha entre los rangos bajos y los jefes policiales enriquecidos gracias a los negocios sucios. Así fue en otros motines en América Latina en estos años, donde hay evidentes procesos de lumpenización de las policías, cuyas fronteras con el crimen están totalmente desdibujadas. La reforma policial (y la sindicalización) es una tarea pendiente de casi todos los gobiernos progresistas de la región.
Entretanto, todo parece indicar que estamos viviendo el final del ciclo kirchnerista iniciado en 2003.

Pablo Stefanoni es periodista.

Página Siete se reserva el derecho de editar, por razones de claridad y extensión, todas las colaboraciones no solicitadas.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias