Editorial

Coletazos del segundo aguinaldo

domingo, 1 de diciembre de 2013 · 21:15

La oleada de críticas de especialistas y sectores productivos a la decisión gubernamental de que se pague el segundo aguinaldo ha sido contundente. Sin embargo,  la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia y la Confederación de la Micro y Pequeña Empresa de Bolivia  lograron poco en la negociación con el Ejecutivo: que el segundo aguinaldo, en vez de pagarse el 31 de diciembre, se pague el 28 de febrero. No fueron suficientes los argumentos sobre los riesgos inflacionarios, ni sobre la advertencia de que varios sectores productivos se verán afectados por la medida.
Con todo, algunos temas de reflexión no han sido agotados. Como el Gobierno ya ha señalado que el segundo aguinaldo se cobrará cada año siempre que la economía crezca por lo menos en un 4,5%, los empresarios deberían iniciar una ronda de contactos de largo plazo para precisar las condiciones de pago en las próximas gestiones. Por ejemplo, los sectores individuales que crecen en menos del 4,5% no deberían dar este pago porque los afecta de tal manera que podrían volverlos inviables. Otra limitación debería ser que aquellas empresas que no tuvieron utilidades en la gestión anterior no estén obligadas a hacer ese pago. Ojalá los empresarios estén dispuestos a realizar esas eventuales negociaciones.
Cabe también recordar que esta  medida sólo llega al 18% de la población económicamente activa del país, lo que genera comprensibles rencores en parte del 82% restante. ¿Por qué el Gobierno más bien, para cumplir con el deseo del Presidente de hacer un "homenaje” a los trabajadores,  no paga (por ejemplo) un bono de 500 bolivianos a todos los que tengan ingresos bajos? Por otro lado, este bono tendría que salir de las arcas estatales y no de los bolsillos de los privados.
El concepto de redistribuir, sobre todo con la entrega de bonos y la creación de subsidios, es positiva. Ayuda a repartir la riqueza, lo que contribuye a crear una sociedad más justa y, por tanto, quizás más estable. Pero este tipo de medidas, como el segundo aguinaldo, logra lo contrario de lo que supuestamente busca porque desalienta el empleo formal, reduce las inversiones, desalienta las nuevas contrataciones y disminuye las inversiones; sin mencionar que enciende el clima de la conflictividad. La semana que se inicia, por ejemplo, viene con el anuncio de movilizaciones del sector jubilado, que no quiere aceptar los argumentos (válidos, por cierto) del Ejecutivo en sentido de que el pago corresponde solamente a los trabajadores activos. La cultura rentista no puede ser frenada...
Se sabe que la medida es irreversible, es de esperar que sus efectos no.

 Lo que está claro es que existe riesgo de mayor inflación, para empezar, y que varios sectores productivos se verán afectados por la medida.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias