Revisiones de los autos, otra vez

Editorial
viernes, 27 de diciembre de 2013 · 20:48
Nuevamente cientos de miles de propietarios de autos se ven enfrentados a la penuria que significa pasar la revisión técnica bianual de los vehículos que exige la Policía Boliviana. Como en otras ocasiones, las filas son monstruosamente largas, el maltrato policial es el usual y los requisitos para que un auto reciba su "roseta” son irrisorios. Por ejemplo, que los botiquines deben ser los de la Cruz Roja. Francamente es una afrenta a los bolivianos y bolivianas que desean hacer el trámite de buena fe. La cantidad insulsa de requisitos se debe, obviamente, al intento de extorsionar a los dueños de vehículos que no saben, mientras hacen la cola, qué se les exigirá.
El procedimiento está tan mal hecho que sólo se explica por esta última razón: la Policía intenta que las colas sean larguísimas para disuadir a cualquier iluso de hacerla hasta completar el trámite. Muchos desisten y obtienen, con toda facilidad, los permisos que se venden en el "mercado negro” de los uniformados.
Y mientras los policías exigen hasta lo inimaginable a los conductores que se acercan a sus puntos de control, por otro lado circulan por las calles del país carros viejos, sin ninguna condición de seguridad, que causan accidentes con frecuencia. ¿Ésos pasaron la revisión técnica? En vez de pedirle a los conductores el "botiquín de la Cruz Roja”, deberían revisar lo básico del vehículo: frenos, luces, dirección.  Hay  tantos vehículos de transporte público que apenas pueden ponerse en marcha y que, sin mediar inspección alguna, con toda seguridad no deberían estar en las calles.
Así es que cada año los jefes policiales prometen que mejorarán el servicio, pero no lo hacen, por las razones anotadas. Los que mantienen un sospechoso silencio son las autoridades nacionales, especialmente las del Ministerio de Gobierno, que no exige que se produzcan mejoras. Seguramente dicho ministerio debe considerar que enfrentar ese problema sólo causaría "fricciones innecesarias” con una entidad tan compleja como la Policía Boliviana.

Anteriormente se dijo que la Policía dejaría este trámite y que el SEGIP, en coordinación con el Automóvil Club Boliviano, haría el trabajo. Ojalá suceda. El SEGIP trabaja muy bien en la entrega de cédulas de identidad y licencias (que antes también estaba bajo administración de la Policía, que daba un pésimo servicio).  Ahora que el Gobierno está buscando, por todos los medios posibles, aumentar su caudal electoral, debería hacer cambios en este tema. Como lo hizo con decisión y valentía en el caso de licencias y cédulas, el Gobierno debería actuar ahora en los permisos de circulación de vehículos. Soñar no cuesta nada.

Los policías exigen hasta lo inimaginable a los conductores que se acercan a sus puntos de control, pero, por otro lado, circulan  carros viejos.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias