Las dudas sobre el voto electrónico

Editorial
viernes, 06 de diciembre de 2013 · 22:14
De manera sorpresiva, el Tribunal Supremo Electoral  informó que se implementará el voto electrónico en los próximos comicios de la Cooperativa de Teléfonos La Paz (COTEL) y, más importante, que este experimento servirá para ver si el proceso se aplicará en las elecciones de 2014.
Éste es un riesgo. Ninguna democracia avanzada del mundo, como la inglesa, francesa o japonesa, por poner algunos ejemplos, utiliza el voto electrónico para comicios generales. Según un estudio de Idea Internacional, Holanda lo suspendió en 2008 porque se comprobó que no garantizaba el secreto del voto. Alemania lo declaró inconstitucional. En varios países europeos en los que se han realizado pruebas piloto, la ciudadanía expresó su descontento sobre todo por la percepción de falta de transparencia. Y si esos países, que tienen más desarrollo democrático que el nuestro y más capacidad tecnológica, han preferido mantener la tradicional papeleta en un ánfora, por algo será.
La tecnología puede ser de gran ayuda para mejorar las condiciones de vida de las personas. Y seguramente, en el futuro, el voto electrónico empezará a ser aplicado por algunas naciones. Pero hoy por hoy únicamente causa desconfianza y temor.
En la región, sólo dos países lo tienen: Venezuela y Brasil. Este último no ha enfrentado problemas en su implementación. Pero en Venezuela las dudas son enormes, algunas seguramente injustificadas, pero no por ello intrascendentes.
La presidenta del Tribunal Electoral ha señalado que este tipo de voto ofrece confianza y rapidez en el escrutinio. Veamos: el tema de la confianza es mayor en el voto con boletas de papel. Segundo, la velocidad para conocer el resultado: ello es, efectivamente, un problema en el país, pero por ineficiencia del Tribunal, no por el tipo de voto. Sólo en los últimos meses se han registrado elecciones nacionales en Argentina y Chile, con la tradicional boleta impresa, y en ambos casos las autoridades ofrecieron el resultado, al 90% escrutado, la misma noche de los comicios. Y son países más poblados que Bolivia, y en el caso argentino, más extenso. Así que ese argumento es feble. Si el Tribunal realmente desea entregar resultados en pocas horas, es algo que se puede hacer. De hecho, por ejemplo Tarija y Pando entregan el total de su escrutinio oficial en 24 horas. El resto de los departamentos puede hacer lo mismo, para ello se requiere que la norma permita escrutinios subdepartamentales, luego agregados al resto de los datos.

No vale la pena para el Tribunal, cuya imparcialidad ya está en duda, meterse en este lío. El país no gana nada, sólo pierde.

Ninguna democracia avanzada del mundo utiliza el voto electrónico para comicios generales. Alemania, por ejemplo, lo declaró inconstitucional.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias