Economía de papel

Situaciones que merecen mejor trato

Alberto Bonadona Cossío
viernes, 06 de diciembre de 2013 · 20:50
Las revisiones permanentes de pago de rentas que el Servicio Nacional del Sistema de Reparto (Senasir) realiza afectan a muchas personas que han estado recibiendo regularmente su jubilación.
Son revisiones que se hacen sobre la base de datos fríos que se encuentran en los archivos de esa institución y que, por supuesto, ocultan la realidad que existe detrás de esos números. Detrás de ellos se encuentran seres humanos.
No son pocas las personas que se me aproximan para contarme cómo se han suspendido sus pagos mensuales de rentas y que, además, se les exige la devolución inmediata del dinero recibido como jubilación. En muchos casos las personas están conscientes de lo que hicieron para recibir una renta y lo único que quieren es que se les suavice la devolución.
Pero en muchos otros casos son personas que están por encima de los 75 años y que no encuentran respuesta a la suspensión. No sólo porque de pronto se ven sin el ingreso mensual, sino porque, además, estaban seguras de que sus empleadores pagaron todos los aportes, aunque resulta que no lo hicieron.
Existen situaciones en las que la recepción de rentas de jubilación se ha dado por más de 15 o 20 años y al ser suspendida deja en el desamparo a los beneficiarios. Se trata de jubilados que no tienen parientes ni hijos, y menos pueden tener padres, sólo viven de ese ingreso. ¿Qué se supone que hagan cuando dejan de percibir su renta?
Las angustiosas condiciones en las que se coloca a estas personas no reciben una respuesta humana por parte del Senasir. La gran respuesta está en cartas de notificación del hecho de la suspensión que, además, otorga un libreto al que se ciñen los funcionarios para hacer que estos desvalidos ancianos salgan de la institución sin saber qué hacer.
Supongo que existen abogados que pueden buscarle la vuelta jurídica a los cobros que por el tiempo de haber sido cancelados deben quedar consolidados y, por lo tanto, las rentas no podrían ser revisadas. Si esa alternativa existe, lo cierto es que no es la más utilizada. Si no existe, debería existir.
Considero que es una respuesta que debe darse por sentido humanitario y solidario. Se debe buscar una respuesta a los cientos de casos que existen.
Los datos fríos indican algo, pero la existencia de estos jubilados a quienes se les suspendió la renta merece que el Senasir  estudie con mayor atención los casos, que no son fruto del engaño de los jubilados, sino resultado de los empleadores que no pagaron debidamente los aportes. Se trata de analizar los datos, pero también de ver el caso concreto de cada una de estas personas. También se trata de reglamentación, que si no existe, buscar una medida que solucione las situaciones en las que se coloca a estos jubilados.
La desesperación con la que se expresan estas personas mayores que perdieron sus rentas, que merecen todo nuestro respeto y consideración, hace que escriba estas líneas con la esperanza de que se dé una respuesta inmediata, bien calibrada y con el mayor sentido humano que les sea posible.

Alberto Bonadona Cossío

 es economista.

Los datos fríos   indican algo, pero la existencia de jubilados a quienes se les suspendió la renta merece que el Senasir estudie con mayor atención los casos.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias