¿En 2014 el incremento del salario mínimo nacional superará el 20%?

Hugo Siles Espada
jueves, 12 de septiembre de 2013 · 20:49
El Instituto Nacional de Estadística (INE) señaló que la inflación acumulada a agosto de 2013 alcanzó a 4,23%, cuando la inflación proyectada en el Presupuesto General de la Nación   2013 fue de 4,8%. Por su parte, el sector industrial manufacturero, en la Encuesta de Opinión y Desempeño Industrial 2013 de la Cámara Nacional de Industrias, estimó que la inflación para 2013 estará en torno al  5,5%.   En 2012 la inflación superó el 4,54%.
¿Cuál es el impacto de la inflación sobre el sector industrial manufacturero?
Por una parte, la inflación es un fenómeno monetario. El incremento de precios actual es producto del aumento de las Reservas Internacionales Netas (producto del superávit en cuenta corriente en balanza de pagos) y del incremento del Crédito Interno Neto al sector público (créditos para empresas públicas), lo cual se traduce en mayor  emisión monetaria del Banco Central de Bolivia. Existe abundante liquidez.
Por otra parte, la inflación es un fenómeno real. El aparato productivo boliviano es insuficiente para satisfacer la demanda de bienes y servicios. El tema se agravó en agosto por el cambio climático (sequías y heladas).
El Gobierno, en los últimos años, impulsó políticas de estabilización de precios como ser: control de precios, subsidios a la gasolina, diésel, harina, etcétera, restricciones a las exportaciones, ventas de productos de Emapa, tipo de cambio fijo, operaciones de mercado abierto activas, etcétera. Sin embargo, la presión de la excesiva liquidez genera fuerte presión sobre los diques de las políticas públicas antiinflación.
En el primer semestre de 2013, de acuerdo con la Encuesta Industrial de la CNI, en el 71% de las empresas industriales paceñas los costos de producción aumentaron. Por su parte, la proyección indica que el 68% de las empresas consideran que sus insumos en el segundo semestre de 2013 subirán levemente y el 3% que aumentarán significativamente.  
A su vez, en los últimos años el costo de la mano de obra se incrementó, lo cual se refleja en el incremento del salario mínimo nacional (SMN) que aumentó 20% en 2012 y 20% en 2013 y el incremento salarial general subió en torno al 10% en ambos años.  De seguir la tendencia, ¿el 1 de mayo de 2014 el incremento al SMN podría estar en torno al 20% y el incremento salarial general alrededor del 10%?
Este escenario resta y restará más aún la competitividad de la industria manufacturera nacional.  
Por una parte, suben los insumos y el costo de la mano de obra, y,  por otra parte,  el incremento final de los precios de los productos manufactureros no suben en la misma dimensión, y el resultado es una reducción en el margen de utilidades y severa restricción para financiar inversiones industriales.  
De cara al incremento salarial de 2014, el sector industrial considera que los precios debieran ajustarse en el marco de un libre mercado, realizando correcciones a las políticas de control de precios, y, a su vez, la mejor forma de combatir la inflación no es primariamente con políticas monetarias antiinflación, sino con políticas de impulso a la producción nacional industrial.
La preocupación industrial por los salarios de 2014 cobró fuerza este septiembre de 2013.
 
Hugo Siles Espada es economista
y asesor en la Cámara

Nacional de Industrias.

 Este escenario restará más aún la competitividad de la industria manufacturera. La preocupación por los salarios de 2014 inició en 2013.

 

 

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias