Cartuchos de harina

Los traidores del Che

Gonzalo Mendieta Romero
viernes, 20 de septiembre de 2013 · 21:08
Después de 12 años de su estreno (lo que no hace de esta columna una "pepa” periodística), vi el documental Sacrificio. ¿Quién traicionó al Che Guevara?, de la televisión sueca. Evaluarlo cinematográficamente es pega ajena, así que respetaré la división capitalista del trabajo, con perdón del Che.
Este documental se ocupa del anatema de "traidor” que recayó sobre el argentino Ciro Bustos, después de ser apresado por el Ejército boliviano, con Regis Debray. Ambos venían de reunirse con el Che. Ya prisionero, Bustos fue quien dibujó los bocetos de los guerrilleros que publicó Presencia en 1967.
Debray deslizó ágilmente las acusaciones de que Bustos fue quien "cantó”. Así, el francés fue honrado como celebridad y Bustos fue, en el mejor de los casos, visto con el recelo que incita un soplón. Nadie se animó a pensar con empatía, que, comenzando por Debray, en esas duras circunstancias no había gallo que no "cante”.
Bustos vivió después el ostracismo en Suecia. En estas semanas, Ciro Bustos, un octogenario, ha vuelto a escena. Su libro  El Che quiere verte  ha sido editado en inglés. Lo más granado de la prensa sajona, de izquierda y no tanto, lo viene comentando.
El caso de Bustos confirma que el culto guevarista ha sido inexorable con los demás y poco realista con su héroe. Pese a su parecido iconográfico, la historia de Cristo fue más modesta: produjo un solo traidor. Y nadie llama así a Pedro, por más que negara tres veces su amistad con el galileo.
Como en un banquete histórico, en el documental Regis Debray aparece incómodo, intentando "hacerse el sueco”, precisamente con los suecos, que lo sacan de su zona de confort de intelectual reconocido, para pedirle cuentas. Peor la pasa su amigo, el biógrafo francés del Che, Pierre Kalfon (a quien luego Bustos dedicó el artículo "A Kalfon quitado”). Kalfon debuta ufano sosteniendo que Bustos "cantó” todo, para luego reconocer, patitieso, que nunca leyó la declaración de aquél y que se basó en un libro que no guarda en su biblioteca, al cual otros biógrafos creíbles del Che, como John Lee Anderson, no le dan crédito…
También vemos imágenes en familia del  Camba, el boliviano Orlando Jiménez Bazán, figura en la que el documental se detiene, pues murió en Suecia en 1994. Allí son el Che y su diario los que quedan mal parados, evaluando a los demás. Esto no descalifica del todo al Che, puesto que los diarios se escriben, al menos de inicio, para consumo personal. Y no hay nadie que no haya despachado algún parecer encabronado, incluso respecto de los parientes que nos soportan "a diario”, razón por la que conviene no anotarlo todo al vuelo.
El Che dejó un sinfín de admiradores y -sin buscarlo conscientemente- muchas poleras y posters, que cimentan la devoción ciega por su diario y robustecen el juicio inexorable de sus arrogados herederos. Incluso entre nosotros, no falta el parlamentario oficialista que despliega sobre su abdomen y parte de su brioso pecho, la iconografía de las facetas del vía crucis del Che. Ni la música es capaz de ignorarlo. El Sabina de la mejor época, lo nombra en letras melancólicas: "Y las viejas banderas/ llamando a las trincheras/ desde el mural añil de la pared/ donde una mano ha escrito/ ‘Haydée, te necesito’/ sobre la boina mítica del Che”.
El documental sueco que vi con el interés de quien ignora que ha sido visto ya mil veces, es portador de un revisionismo histórico distinto. No sólo los ganadores escriben la historia, como dice el tópico. A veces es la leyenda de los derrotados, la compasión que despiertan, la que fuerza una narración.
Y por eso uno debe cuidarse de ponerse en el "bando” de Bustos sólo porque su sencillez nos sea más cercana que la vanidad de Debray. Los posmodernos advierten en exceso que opinamos según la correlación de poder prevaleciente al momento de juzgar. Pero tal parece que, pese a esas advertencias, nuestros juicios históricos deben nomás estar bien fundados. No vaya a ser que después estemos en aprietos, "a Kalfon quitado”

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

13
1

Comentarios

Otras Noticias