Feminicidio en defensa propia

Drina Ergueta
lunes, 23 de septiembre de 2013 · 21:39
"En El Alto hay 100 agresiones al mes de mujeres contra hombres”, señala un titular de hace pocos días en este diario. Es habitual que en la noticia periodística se destaque lo que se considera novedoso o extraño, ya que lo común: la agresión a la mujer, que es el pan de cada día, no es noticiable; sin embargo, cuando no se manejan bien los términos, y cuando la misma fuente informativa no es clara y llega a justificar situaciones injustificables, el resultado informativo puede ser, cuando menos, confuso.
La noticia, en la que se reconoce que es mayor la incidencia de casos de agresiones de hombres contra mujeres, informa que "para evitar agresiones de las mujeres hacia los varones, y viceversa, la Alcaldía convocó  una marcha masculina contra la violencia intrafamiliar”; las fuentes son autoridades del municipio alteño.  
Nancy Chambi, jefa de la Unidad de Atención Familiar, de acuerdo con la publicación, dijo: "El maltrato (de las mujeres a los hombres) puede desembocar en el feminicidio” ya que "muchos se cansan de recibir agresiones constantes y llegan a causar daños irreparables a sus parejas”.
Esta autoridad, con su declaración, justifica la agresión contra mujeres hasta darles muerte al mostrar el hecho como una situación de defensa frente a una violencia previa. Utiliza equivocadamente, además, el término feminicidio, como si fuera sinónimo de asesinato de mujeres.
Si un hombre mata a una mujer por odio derivado de algún asunto económico, por ejemplo, no es feminicidio, es asesinato. El feminicidio es dar muerte a una mujer por razón de su sexo, es decir porque el hombre que mata piensa, y actúa en ese sentido, que puede hacerlo, que tiene derecho, que es superior, que es propietario de esa persona y ese cuerpo, que ella no vale nada porque es mujer.
Cuando hay violencia en la pareja, generalmente ocurre que el hombre se cree con derechos sobre la mujer, sobre sus decisiones y su cuerpo, y considera que puede castigarla porque es suya.  Eso es violencia machista.
La violencia machista tiene en su grado máximo al feminicidio. No hay feminicidio en defensa propia. La violencia intrafamiliar no representa a la violencia machista, ya que es un término más amplio, incluye a todo tipo de violencia: la ejercida hacia la mujer, el hombre, la pareja del mismo sexo, los hijos o hacia los padres o abuelos. No incluye la violencia entre parejas que no viven juntas o a hechos violentos contra mujeres sólo por ser mujeres.
Los datos de denuncias de violencia intrafamiliar registrados en el municipio alteño señalan que, aproximadamente, uno de cada diez casos corresponde a hombres maltratados y que principalmente sufren agresiones psicológicas. ¿Es equiparable lo que pasa con un varón o con una mujer maltratada?
Vivimos un sistema patriarcal y machista, que crea una serie de condiciones favorables a los varones, del cual respiran las mujeres y también lo reproducen.  Este sistema otorga al hombre deberes y obligaciones, proveedoras por ejemplo, en tanto que le quita participación en aspectos como el doméstico.
En la noticia publicada, un varón maltratado afirma que su mujer le castiga por no conseguir trabajo, mientras que él cocina y cuida a los niños. Es así que el maltrato que sufriría el entrevistado se daría por no ser lo que, socialmente, se considera suficientemente hombre. Es el machismo que se vuelve contra el hombre.
Las mujeres no tienen condiciones sociales favorables para que ejerzan violencia y de hacerlo corresponde a violencia intrafamiliar, no hay una violencia "hembrista” que se compare con la machista.
No puede haber argumento para reducir la importancia de la violencia machista, que es estructural en la sociedad, equiparándola con las agresiones puntuales que pueden ejercer algunas mujeres contra varones. Mucho menos se puede justificar la violencia machista como efecto de estas agresiones.

Drina Ergueta es periodista.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias