Precisiones

Definitivo, inapelable, obligatorio, vinculante y a perpetuidad

Fernando Salazar Paredes
viernes, 3 de enero de 2014 · 21:18
Nuestra demanda ante la Corte Internacional de Justicia pretende que ese alto tribunal se pronuncie sobre la obligación que Chile tiene de negociar con Bolivia con el propósito de llegar a un acuerdo que conceda a Bolivia un acceso totalmente soberano al océano Pacífico y que esa negociación sea de buena fe, prontamente, formalmente, dentro de un tiempo razonable y efectivamente.
Sin referirnos al fondo de la demanda sobre la cual debe haber un indiscutible y patriótico consenso nacional, debemos convenir que se trata de una acción muy delicada y altamente riesgosa que el gobierno nacional ha tomado pero que lo ha hecho  en función de los altos intereses del país.
No obstante, ello no es óbice para examinar los posibles escenarios que puedan presentarse cuando la Corte emita su fallo, que podrá reducirse a dos grandes posibilidades, aunque no parece conveniente descartar otras que, posiblemente, puedan presentarse en función de la preservación de la paz en la región, aspecto que la Corte está obligada a tomar en cuenta en sus deliberaciones y decisiones.
La primera posibilidad es que la Corte falle respaldando nuestra petición, y la segunda es que la rechace. Las dos posibilidades se basarán en las fundamentaciones y argumentaciones jurídicas que las partes presenten oportunamente.
Examinemos el primer caso: la Corte, después de enumerar argumentos, contraargumentos, antecedentes, jurisprudencia y hacer consideraciones sobre éstos, podrá, por ejemplo, decidir que por unanimidad o mayoría acepta la demanda del Estado Plurinacional de Bolivia y dice que la República de Chile debe negociar con Bolivia con el propósito de llegar a un acuerdo que conceda a ese país un acceso totalmente soberano al océano Pacífico y que esa negociación sea de buena fe, prontamente, formalmente, dentro de un tiempo razonable y efectivamente.
En el segundo caso, la Corte, después de enumerar argumentos, contraargumentos, antecedentes, jurisprudencia y hacer consideraciones sobre éstos, podrá decir que por unanimidad o mayoría  rechaza la demanda del Estado Plurinacional de Bolivia.
En este caso, sería una victoria total de Chile pues el fallo de la Corte será definitivo, inapelable, obligatorio, vinculante y a perpetuidad, cerrando a Bolivia toda posibilidad a futuro de poder negociar con Chile cualquier tipo de solución, con o sin soberanía, de una salida al océano Pacífico.
En el primer caso, Bolivia conseguiría el respaldo jurídico internacional solamente para negociar con el ulterior propósito de llegar a un acuerdo que conceda a nuestro país un acceso totalmente soberano al Pacífico. Por más buena fe que se recomiende a Chile, el plazo razonable y efectivo es relativo, pues una negociación puede durar mucho tiempo. O sea que la victoria de Bolivia, si se da el primer caso, sería muy relativa pues se tendría un respaldo jurídico en lo formal, pero no en lo sustantivo.
Siendo éstas las posibilidades, y habiendo el señor Presidente expresado que "paralelo a la demanda (marítima) puede acompañar con el diálogo; estamos abiertos al diálogo, no tengo ningún problema, pero que sea un diálogo con resultados y no un diálogo de sordos”, está claro que, con la demanda o sin ella, el diálogo y sólo el diálogo podrá conducir a nuestro objetivo de retornar al Pacífico.
Consecuentemente, el imperativo boliviano es prepararse para ese diálogo y la negociación, y ello, a su vez, implica que se debe conformar, desde ahora, un equipo negociador idóneo, preparar propuestas factibles y realistas que consulten los intereses de ambas partes dentro de una nueva racionalidad política.
La negociación internacional siempre es complicada; más aún si una de las partes tiene un rumbo errático y carece de recursos humanos idóneos para comprender las sutilezas y las señales de astutos negociadores.  Ha llegado el tiempo de abandonar posiciones románticas y poco factibles. Debemos ser realistas y propositivos. Requerimos tomar la iniciativa, no para pendencias, sino para aproximaciones, si es que, en verdad, queremos avanzar hacia nuestro objetivo.
Bien decía el excanciller Gustavo Fernández, hace pocos días, que debemos considerar los medios, los instrumentos que debemos utilizar a la luz de los cambios que se están produciendo, y mirar el tema del acceso de Bolivia a los mercados del mundo de manera diferente  a la que tuvimos en el pasado, porque simplemente el mundo ya no es el mismo.
Con gran sabiduría, un haiku japonés de Matsuo Basshoo enseña: "no sigas las huellas de los antiguos, busca lo que ellos buscaron”. Si el mundo ya no es el mismo, las futuras generaciones nos juzgarán por no haber explorado nuevos senderos conducentes al mismo objetivo. No tenemos el derecho de descartar el diálogo y precipitar que la Corte Internacional dicte un fallo –adverso o casi adverso– que será definitivo, inapelable, obligatorio, vinculante y a perpetuidad.

Fernando Salazar Paredes es
abogado internacionalista.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias