Retrasos y falencias en investigaciones

Editorial
domingo, 5 de enero de 2014 · 20:08
Aunque no pocas veces las fuerzas especiales de la Policía se han anotado triunfos en la persecución de criminales o en la resolución de casos, no es precisamente la norma; es más, según se denuncia constantemente y de acuerdo con las declaraciones del fiscal de Distrito de La Paz, José Ponce, en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) los procesos investigativos de crímenes y otros sufren una excesiva e inexplicable demora.
No es cosa menor. El que las unidades encargadas de efectuar las pesquisas no tengan la capacidad de resolver los casos con una celeridad mínimamente aceptable, deriva inevitablemente en que se propicie a la vez la retardación de justicia, que como se ha señalado insistentemente es uno de los peores problemas que sufre la justicia boliviana y por tanto la población.
 "Les muestro la cantidad de cuadernos que han sido devueltos tal cual los hemos enviado, sin ninguna actividad en las investigaciones. No se citó a testigos ni al denunciante; no se hizo nada. ¿Para qué está el cuaderno en la FELCC?, parece que adornando algún escritorio”, se quejó el fiscal Ponce, quien añadió que la Policía solamente investiga cuando la prensa está detrás de algún caso.
El director nacional de la FELCC sostuvo que la responsabilidad más bien corresponde al Ministerio Público, "lo mismo sucede cuando los fiscales andan con los cuadernos de investigaciones bajo el brazo y no lo entregan a la Policía”, afirmó.
Más allá de la rencilla entre ambas entidades, queda claro que hay inoperancia en éstas, pues el resultado que todos apreciamos es la lentitud, la indiferencia -tanto de la Policía como de jueces y fiscales- y finalmente la susceptibilidad a la prebenda y la corrupción en ambas instituciones.
Recientemente, el caso de la desaparición de Marcos Sainz, un sociólogo y escritor del que no se tiene rastro hace casi dos meses, puede ser usado como ejemplo de la indolencia con la que actúan las autoridades policiales: según la familia, se denunció la ausencia de Sainz, pero no se inició investigación alguna asumiendo que no existe delito. Otros ejemplos se conocen a diario sobre personas que incluso guardan detención sin que sus procesos registren avance alguno.

Más allá de "devolver” culpas, sería oportuno que tanto la Policía como el Ministerio Público mejoren su desempeño. Las fuerzas policiales -que han recibido últimamente más recursos para operar- deben mejorar los procesos de investigación, no solamente cuando son presionados por la opinión pública, sino ante cualquier ciudadano que lo requiera.

Más allá de la rencilla entre ambas entidades, queda claro que hay inoperancia en éstas, pues el resultado que todos apreciamos es la lentitud

 

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias