Otras palabras

Más calificación, menos remuneración: la nueva realidad laboral

Fernanda Wanderley
miércoles, 4 de junio de 2014 · 20:42
América Latina vive un momento de bonanza económica inédito. Bolivia no es la excepción. En este contexto. la expansión del empleo y los salarios, en coordinación con el incremento del gasto e inversión pública, resultó en la disminución de la pobreza y la desigualdad de ingreso en Bolivia.
Es así como la pobreza moderada pasó de 63,12% en 2001 a 45,70% en 2011, y la pobreza extrema de 39% a 21,60% en el mismo periodo. La desigualdad, medida por el índice de Gini, bajó de 0,59% en 2001 a 0,50 en 2011.
Es importante notar que el indicador de desigualdad mide las diferencias de remuneración únicamente entre los trabajadores, no la desigualdad entre capital y trabajo. No contamos con información sobre concentración o distribución de riqueza en el país.
En una investigación que realicé sobre los cambios en el mercado de trabajo en la primera década del siglo XXI, con base en los datos de las Encuestas de Hogares del INE, se observa que el mercado de trabajo boliviano dejó de recompensar la formación educativa a partir de 2005. Esto es: a mayor calificación menor remuneración media real entre 2005 y 2011; o al revés: cuanto menor el nivel educativo, mayor el incremento de la remuneración en los últimos años.
Es así como vemos que los hombres con nivel superior de educación tuvieron una pérdida de     13% y las mujeres de 5% de su ingreso medio real entre 2005 y 2011. Situación inversa ocurrió con la población que tiene tan sólo la primaria completa: los hombres tuvieron un incremento de 72% y las mujeres de más del 100% de su remuneración real. Al medio están los y las trabajadores semicalificados (con hasta secundaria completa) con un incremento de 38% y de 30%, respectivamente.  
La tendencia a mayor calificación menor remuneración se observa tanto en el empleo asalariado como en el empleo independiente entre 2005 y 2011.
En el sector asalariado, los varones con nivel superior tuvieron una pérdida de 7% de su ingreso medio real, mientras los con hasta secundaria incrementaron en 33% y los con hasta primaria en 114%.
En el sector independiente, los varones con nivel superior perdieron  -13% de su ingreso medio real, los con hasta secundaria incrementaron en 32% y los con hasta primaria en 75%.
Las trabajadoras independientes con nivel superior perdieron 6% de su remuneración media real, en contraposición con las trabajadoras con hasta secundaria que incrementaron sus ingresos en 43% y a las con hasta primaria en 70%.
En lo que se refiere a las mujeres con nivel superior se verifica un incremento de un 7% en su remuneración media real, mientras que las mujeres que tienen secundaria completa aumentaron en 42% y las que poseen sólo primaria en 154%. Todos los datos anteriores provienen de las Encuestas de Hogares del INE.
El estudio que será publicado en la revista Umbrales del CIDES-UMSA muestra que el mercado de trabajo boliviano pasó a penalizar la formación superior en educación a partir de 2005.
Paralelamente, no se produjeron cambios significativos en la estructura ocupacional, principalmente con relación a la alta informalidad y precariedad laboral. Algunos datos: la mayoría de la población ocupada sigue generando sus propias fuentes de empleo, pese al incremento de los asalariados. En 2011, el 67% de las trabajadoras y el 56% de los trabajadores estaban ocupados como trabajadores por cuenta propia, patrón, cooperativista o trabajador familiar sin remuneración.
De igual manera, los empleos siguieron concentrados en el sector terciario. Entre 2001 y 2011 la proporción de mujeres ocupadas en servicio, comercio y transporte subió de 49% a 60%; mientras la proporción de hombres pasó de 42% al 55% en el mismo periodo. Tampoco hubo cambios significativos en la cobertura de la seguridad de largo plazo, cuyo techo se mantiene en el 20% de la población ocupada.


Fernanda Wanderley es socióloga e investigadora.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias