Editorial

Norma electoral y entrega de obras

martes, 10 de febrero de 2015 · 19:07
El artículo 115 de la Ley de Régimen Electoral indica claramente que "ninguna entidad pública a nivel nacional, departamental, regional o municipal puede realizar propaganda electoral en procesos electorales”. La misma ley, en su artículo 119, señala que las autoridades nacionales y locales no pueden participar en actos proselitistas promocionando candidaturas y  que los candidatos tampoco pueden asistir a eventos de entregas de obras.
Sin embargo, la historia democrática del país está plagada de ejemplos de usos indebidos de recursos públicos -en todos los niveles del Estado- para beneficiar actos proselitistas. Es más, hasta podría decirse que algunas figuras políticas -sin mencionar a quienes viven permanentemente en campaña- han "institucionalizado” el uso de bienes del Estado en beneficio propio, especialmente cuando están en procesos eleccionarios.
Son ejemplos que se constatan en ciudades capitales, pero que adquieren ribetes escandalosos en pequeños municipios, donde rige la ley del más fuerte, que es siempre la autoridad de turno.
 En cuanto a la presencia de candidatos en entregas de obras  -generalmente ajenas, pero que resultan interesantes para promover sus figuras-, los ejemplos más contundentes se han presenciado recientemente, y no por casualidad. Al contar con un largo mandato de un solo partido (el MAS), se ha naturalizado que en las elecciones nacionales y subnacionales no se pueda (o no se quiera) diferenciar  entre el trabajo rutinario de entregar obras y el uso de aquellos espacios para el rédito político y hasta la prebenda.
 Se ha criticado incluso al presidente Evo Morales por esto en las recientes elecciones generales, pero en este periodo previo a los comocios  subnacionales el exceso está siendo la norma. Varios candidatos del MAS, entre ellos la candidata a la Gobernación de La Paz, Felipa Huanca,  han sido denunciados por participar en actos públicos, acompañados por el propio Presidente.

Pero lo curioso no es que lo hayan hecho y lo continúen haciendo, sino que las entidades encargadas de sancionarlos y exigir el respeto a las normas -en el caso que se menciona el Tribunal Electoral Departamental- encuentren excusas para no cumplir su trabajo y terminen enredándose en explicaciones que sólo propician la   tendencia de tomar las leyes como un saludo a la bandera.... Si desde el Ejecutivo se viola la norma; si los candidatos no la respetan, ¿quién puede defenderla? Es una reflexión que nos lleva a la calidad de la cultura política en el país, que lejos de privilegiar los principios democráticos opta frecuentemente por el beneficio propio y de corto plazo.

 Si desde el Ejecutivo se viola la norma; si los candidatos de todas las tiendas políticas no la respetan, entonces ¿quién puede defenderla?

 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios

Otras Noticias