Respuesta a declaraciones del Procurador del Estado

jueves, 27 de octubre de 2016 · 00:00
El Procurador del Estado mencionó que el expresidente Mesa no tuvo el coraje de expulsar del país a las empresas extranjeras petroleras, cuando se refirió al tema de la inexistente nacionalización de los hidrocarburos, como si el actual presidente Evo Morales las hubiera expulsado. Con esta afirmación acabo de enterarme que las actuales empresas extranjeras petroleras que están operando en Bolivia son fantasmas.

Lo que en verdad ocurrió es que el actual Gobierno, en materia petrolera, no nacionalizó nada, ni siquiera la opinión pública discutió en profundidad si era conveniente o no para el país nacionalizar las empresas extranjeras petroleras el año 2005; lo único que sucedió fue que el actual Gobierno, sobre la base de los resultados del referendo de 2004, convocado por Mesa (referendo al que inicialmente se opuso y saboteó, y después se subió a la cresta de la ola, cuando Evo Morales constató que era imparable y de resultados contundentes por el Sí), adecuó los contratos con estas empresas y mejoró la recaudación de los ingresos del Estado.

Por eso, llamar nacionalización a esta adecuación de contratos y aumento de ingresos fiscales es otra gran mentira, como la del voto popular de las altas autoridades judiciales, donde en esencia el voto popular no definió nada, sino la grosera manipulación oficialista en la Asamblea Legislativa Plurinacional, que obligó al soberano a votar por candidatos oficialistas.

 El gobierno del expresidente Mesa no promulgó la Ley de Hidrocarburos porque, entre otras cosas negativas para el país, descuartizó YPFB y creó un Frankenstein con esta empresa estratégica para Bolivia, en lugar de diseñar una empresa altamente competitiva, técnicamente calificada y con condiciones óptimas de transparencia. El presidente Evo Morales se preocupa por el descuartizamiento del Estado cuando se plantea la independencia de poderes, que surge de la actual Constitución; de lo que debería preocuparse es del descuartizamiento de YPFB, emergente de la Ley de Hidrocarburos.  

El error que tuvimos como gobierno fue no haber ejecutado los resultados del referendo del gas con un decreto supremo, para mejorar los ingresos del país, entre otras cosas, debido a nuestra ingenuidad y alto espíritu democrático al creer que el ex Congreso Nacional discutiría de buena fe una ley de hidrocarburos beneficiosa para el país, cuando en realidad en lo único en lo que estaban interesados los legisladores del MAS, MNR, MIR y NFR era en sabotear y derrocar el gobierno de Mesa.



Carlos Alarcón Mondonio fue viceministro de Justicia del gobierno de Carlos Mesa.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

245
12

Otras Noticias