Maradona y el doble aguinaldo

miércoles, 5 de octubre de 2016 · 00:00
"Arranca por la derecha el genio de fútbol mundial y deja el tercero, ¡y va a tocar para Burruchaga! Siempre Maradona... ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta-ta-ta-ta-ta... ¡Goooll!”. Esa tarde Maradona no sólo engañó a los ingleses, también lo hizo a todos los que vieron ese partido. Esa genialidad de dejar en incertidumbre al público, el presidente del Banco Central de Inglaterra la bautizó, en 2005, como la "Teoría Maradona”.

 Contó Mervyn King que los jugadores ingleses reaccionaron en base a lo que esperaban que Maradona hiciera, mientras ellos esperaban que el 10 se moviera hacia la derecha o izquierda, él fue en línea recta. El presidente del Banco Central de Inglaterra utilizó aquella comparación para explicar su política sobre las tasas de interés; algo así como dar señales ambiguas al mercado para castigar a los especuladores. Léase: si te apuras y tratas de sacar ventaja, intervendremos.
 
Los mercados financieros no esperaban que las tasas se mantuvieran constantes, creyeron que se moverían hacia arriba o hacia abajo, pero King las movió muy poco entre 2003 y 2013, convirtiéndose en el Maradona de las finanzas inglesas.

Dicho esto y esperando haber captado su atención, ¿qué cree que va a pasar con el doble aguinaldo? El "súper 10” del gobierno de Morales, después de repetir hasta el cansancio  -hasta creérselo él mismo- que la crisis económica internacional no tocó a la economía boliviana y que este año creceremos a una tasa de 5%, garantizando el doble aguinaldo, sale en los últimos días con anuncios de que hay un 50% de probabilidad de pagar ese beneficio, y que hay otro 50% de que no. Una tautología, por cierto. 

Estos anuncios que, de acuerdo a "mi cálculo” a un 99,9% de probabilidad, no hacen más que crear incertidumbre en el público boliviano para ver cómo reaccionará y así acomodarse de acuerdo a quién tire más fuerte la cuerda.

Lo que no sospechaban los hacedores de política económica del país es que ellos no tienen ni la cintura, ni son unos artistas, como lo eran Maradona o King. Después de generar durante 10 años clientelismos, hacer creer que la bonanza es producto de una administración responsable, que el doble aguinaldo es una medida de redistribución y no una prebenda política, ahora, cuando el precio del petróleo está en caída, no tienen margen para la gambeta y los bolivianos les creen cada vez menos. 

¡Es para llorar,  perdónenme! En la metida de pata de todos los tiempos, barrilete cósmico. ¿De qué planeta viniste para dejar en el piso a tanto empresario, para que el país sea un puño apretado, gritando por el segundo aguinaldo? 
Like si lo leíste con la voz de Víctor Hugo Morales.

Sergio Pablo Garnica Pantoja es economista.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

249
9

Otras Noticias