El proyecto polipropileno: errores sin ideas

jueves, 17 de noviembre de 2016 · 00:00
En mayo, YPFB publicó el Documento Base de Contratación (DBC) para la construcción de la planta de polipropileno en Tarija, con plazo para la presentación de propuesta hasta el 2 de septiembre pasado. Entre las proponentes estuvo Técnicas Reunidas, empresa que construyó la separadora Gran Chaco, en esta ocasión asociada con Tecnimont. También se presentó Samsung, que construye la planta de fertilizantes de Bulo Bulo. Hace más de dos meses que se recibieron las propuestas y todavía no se conocen los resultados de la calificación.

Entre los documentos del DBC existe un extenso estudio de macro y micro localización que determina su ubicación en base a múltiples factores (11 factores de macro localización y ocho de micro localización). Cabe destacar que en ninguno de ellos se realiza una valoración seria de los posibles mercados a los que la planta podría abastecer, sólo se evalúa la disponibilidad de infraestructura de transporte. La micro localización, escogida entre 10 opciones, es un predio de propiedad de YPFB, conocido como Cabaña El Algarrobal , en Yacuiba, que se encuentra cerca de la carretera Yacuiba - Santa Cruz. Este terreno está ubicado a 11 kilómetros de la planta separadora Gran Chaco y a 16 kilómetros de la ciudad de Yacuiba. 

Esta elección es desacertada porque la planta de polipropileno debería instalarse en el mismo lugar de la separadora Gran Chaco por las siguientes razones elementales:

El área que requiere esta nueva planta es de 70 Has. La separadora Gran Chaco ocupa 144 Has. de un predio de 469 Has. disponibles. En el mismo lugar hay espacio para instalar varias plantas, incluyendo la de polipropileno y las futuras plantas de polietilenos, con el beneficio de reducir inversiones y costos operativos. 

Entre las instalaciones nuevas a ser construidas en la planta de polipropileno está considerada una generadora de energía eléctrica de 70 MW, capacidad que se muestra desmesurada teniendo en cuenta, además, que la inversión promedio de las termoeléctricas es elevada. En la separadora Gran Chaco ya se han instalado tres turbinas con sus generadores eléctricos y recuperadores de calor. Si se instalaran las dos plantas juntas sería innecesaria la inversión en otra generadora. Tampoco sería necesario invertir en la construcción y equipamiento de laboratorios, almacenes, sala de bomberos, talleres y varios otros rubros porque ya existen en Gran Chaco.

Se tiene que construir un gasoducto que lleve gas combustible (gasoducto secundario), el cuál sería innecesario si la planta se construyera junto a la separadora Gran Chaco. 

El estudio conceptual realizado considera el GLP como materia prima proveniente de la separadora Gran Chaco, por lo que el DBC incluye la necesidad de una unidad depropanizadora.
 
Como se sabe, el GLP (mezcla de propano y butano) no es materia prima de una planta de polipropileno, lo es solamente el propano. El diseño de los ciclos de enfriamiento de la planta separadora Gran Chaco debía producir propano y butano por separado, así como producirá etano. Como el diseño de Gran Chaco no es así, ahora se tiene que incluir esta otra unidad en el proyecto de la planta de polipropileno.

Esto significa, además, que tendrán que construirse dos poliductos de 11 kilómetros cada uno.
 
Uno para transportar GLP desde Gran Chaco y el otro para transportar el butano, y las gasolinas separadas en la depropanizadora, de regreso a la planta Gran Chaco. En los mismos documentos del DBC, se sostiene que el costo de un ducto de 10 pulgadas es de 905 mil $us/Km. Esto significa que los dos poliductos demandarían una inversión adicional de 19.91 MM$us.   

En cuanto a los mercados, entre los documentos del DBC se dice que la ubicación de la planta "es estratégica si se considera a Argentina como el principal mercado de exportación” (DBC 3753-LZ-RS), pese a que en el mismo documento se cataloga a Argentina como la tercera opción después de Brasil y de Paraguay, lo cual es simplemente equivocado.  

La incertidumbre de  mercados es una falencia recurrente en los proyectos de industrialización, incluyendo los de generación eléctrica, porque es el último eslabón que se les ocurre cerrar a los estrategas de la industrialización. En cualquier estudio de prefactibilidad lo primero que se determina es la ubicación y dimensión de los mercados y sobre la base de esta variable se diseña todo lo demás (localización, tamaño e incluso ingeniería) y no al revés, como actualmente ocurre. Hasta la fecha no se conocen los mercados de destino de la producción de polipropileno, como no se conocen los destinos de la urea, que empezará a producirse en pocos meses más.

El análisis del DBC ratifica el equivocado concepto que tienen las autoridades de que la industrialización de los hidrocarburos es la suma de plantas aisladas unas de otras y desconectadas de los mercados potenciales, en lugar de un complejo integrado e instalado próximo a los mercados. 

Hugo del Granado Cosio es experto en hidrocarburos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

160
5

Otras Noticias