Ministra Moreira

jueves, 24 de noviembre de 2016 · 00:00

Jorge  Patiño

Un ministro renuncia porque es responsable por un área del gobierno y esa responsabilidad conlleva consecuencias. No hay vergüenza en renunciar; todo lo contrario, renunciar dignifica a la persona y a la función pública, y protege a quien la nombra. Es parte de las funciones de un ministro. Renuncie, Ministra. Se lo pide respetuosamente un ciudadano que como usted quiere bien al país, y que, sin conocerla personalmente, desea que usted se conserve digna para la larga carrera profesional y política que sin duda la espera. (FB)

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

198
3

Otras Noticias