Navidad de paz, amor, libertad y esperanza

sábado, 24 de diciembre de 2016 · 00:00
El espíritu navideño de paz, amor, libertad y esperanza ilumina todos los hogares y es bueno que así sea. Por lo menos una vez al año soñemos que es cierto que Bolivia es el país que manejó mejor su economía en el periodo de abundancia que se nos termina. Que nos hemos descolonizado de todos los imperios, que las barcazas chinas navegan por el Choqueyapu, el río Rocha, el Piraí y hasta el Quirpinchaca. 
 
 Gracias a Papelbol la prensa boliviana publica más y mejor, libre y soberana. Aceptemos que la corrupción es un invento del cártel de la mentira.  El Fondioc y CAMCE son pasajes de telenovela barata. Todos somos iguales ante la ley y los jueces sancionan con similar rigor a un ministro de la Presidencia y a una "cara conocida”, así sea o no madre de un hijo de SE. 
 
 En este país no hay perseguidos políticos y la justicia es imparcial, y soberana, el exsenador por Pando Leopoldo Fernández estuvo varios años preso y está residenciado en La Paz por indicación médica para cambiar de clima. 
 
Soñemos que tenemos un satélite que hace temblar de miedo a los americanos, que Trump no puede dormir tranquilo porque Tupaj Katari lo está observando de más allá del cielo. Soñar no cuesta nada. Y para soñar mejor con sueños positivos en esta Navidad feliz, permítanme olvidarme del agua, de los servicios médicos, de la niña Abigaíl, que ya construyó su pedacito de cielo, al morir flagelada por su propio padre, y de todas las maravillas del Estado Plurinacional en el cual vivimos.  Permítanme recuperar la esperanza y compartir con ustedes algo que escribí al cumplir 90 años de vida. El mensaje, no publicado antes, es el siguiente:
 
Para los jóvenes de hoy, de mañana y de siempre:
 
La juventud, no es ni un comienzo de la vida, ni una cima temporal en el largo y bello caminar por esta tierra, donde no todos pueden decir como Neruda que "para nacer he nacido”.
 
 No se nace una sola vez con el grito biológico y ancestral que sigue al corte del cordón umbilical. Se nace cada día, en cada nuevo aprendizaje, en la sonrisa de cada nueva amistad, en cada victoria o derrota que igual valen como estímulos y enseñanza. Cuando se nace para nacer, cada día hay algo nuevo que empuja a seguir viviendo. El tiempo no se mide con las hojas arrugadas del almanaque. Perdura con la esperanza que brota de cada experiencia embellecida por el amor y con lo poco o mucho que se va logrando a lo largo de la vida.
 
 Sin embargo, no todos nacieron para nacer. Hay quienes viven vidas amarillas. Nacen una sola vez y otro día mueren y cuentan uno por uno 20, 21, 40, 80 o 90 años. ¿Será que los han vivido? o será que, más simplemente, dejaron de morir en esos pocos o muchos años de mediocridad y horizontal rutina?
 
 Desde la altura de la juventud madura, el tiempo es la caricia del devenir. Se lo saborea en cada etapa de la vida. Sin límites precisos, el tiempo robustece todo lo bello que besan los sentidos. Preñado de energía, abre rumbos para construir y conquistar en libertad la verdad y todo lo bello que podamos conservar cada día, siempre más, para más y para todos, sin límite ni final. La juventud ni comienza ni termina por calendario. Más que una etapa de la vida, es una conducta a disfrutar a cualquier edad. Corre audaz con piernas ágiles en fulgurantes amaneceres en la niñez y la adolescencia, se retrae a la sombra de blancas canas crepusculares algo después, pero sigue siendo juventud. Ímpetu constructivo, de nacer para nacer, de amar para dar, más que para recibir y de vivir para crear.
 
 Un buen día, cualquier día, la vida dejará de correr, las piernas yertas descansarán tranquilas, pero el espíritu iniciará otro vuelo más limpio y más sereno convertido en luz, hecho recuerdo.

Javier Torres Goitia T. fue ministro de Salud.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

97
1

Otras Noticias