Los “espejos” de la economía nacional

sábado, 11 de junio de 2016 · 00:00
Continuando con las aseveraciones que emiten diferentes opinadores sobre la economía nacional, llama la atención la realizada por el secretario de la Gobernación de Tarija, Leyton Alé,  el cual afirma que el modelo económico fracasó y Bolivia está en una severa crisis económica. Dicho funcionario realiza diferentes afirmaciones, las cuales deben ser analizadas.

En primer lugar afirma que "el modelo económico ha fracasado, no ha funcionado, Bolivia sigue siendo una país dependiente de materias primas, de sus precios internacionales”. En este aspecto no hay que olvidar que los commodities han ido fluctuando a lo largo de los últimos 10 años, tocado puntos bajos en 2009 y a principios a 2015, aún así la incidencia de la demanda interna en el crecimiento económico, que ha sido mucho mayor entre 2006 y 2014 (5,6% en promedio), muestra que el consumo interno en el país ha ido creciendo y se ha impulsado el
crecimiento de la industria nacional, y de la inversión.
 
El sector productivo ha sido impulsado de diferentes maneras, una de ellas son las tasas de interés para créditos productivos, en el marco de la Ley  393 de Servicios Financieros, incrementándose dicha cartera de créditos en 417% entre 2005 y 2015.
 
El boliviano puede sentir que tiene más dinero, lo cual se refleja en los depósitos del público en el sistema financiero, que a 2015 llegan a 20.831 millones de dólares, incrementándose en 449% con respecto a 2005.
 
Los incentivos al empresariado van inicialmente dándoles estabilidad social y política, la cual no existía en el país antes de 2005, cuando se vivían fuertes conflictos sociales y la inversión extranjera era prácticamente ahuyentada del país. Actualmente  las condiciones para que cualquiera pueda invertir en el país están dadas y cualquier empresario puede impulsar sus emprendimientos de la mano del consumo interno.
 
Este funcionario también aseveraba que "el doble aguinaldo, por ejemplo, es una medida más demagógica que el incentivo económico y eso también lastima al sector empresarial a los empresarios, claro que tienen razón porque este modelo no funciona, ha fracasado”.  Este bono extraordinario para los trabajadores del país sólo se dará en condiciones en que la economía esté en un nivel de crecimiento igual o mayor al 4,5% y dicho bono va en beneficio de los trabajadores que hacen posible que se logre este nivel de crecimiento. Es una medida que podría considerarse redistributiva, tomando en cuenta las grandes diferencias salariales entre gerentes y otros ejecutivos de las empresas en relación con sus obreros.
 
Para concluir, todas las regiones deben cooperar para su desarrollo económico, ser generadoras de ingresos propios, nuevos procesos productivos u otras opciones que hagan que dejemos de ser totalmente un "espejo” de otras economías  y cooperar al modelo económico, el cual ha logrado grandes avances y cuyo camino de evolución hacia un país mejor.
 
Óscar Eduardo Machicado Mendoza  es economista.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

63
62

Comentarios

Otras Noticias