Editorial

El hito electoral de Hillary Clinton

sábado, 18 de junio de 2016 · 00:00
Barack Obama marcó un hito en la democracia estadounidense al convertirse en el primer candidato afroamericano a la presidencia por el Partido Demócrata  y asumir la primera magistratura de la primera potencia occidental, en junio de 2008. Ocho años después, la también demócrata Hillary Clinton pasa a la historia como la primera mujer que llega a la antesala de la Casa Blanca  con grandes posibilidades, según apuntan las primeras encuestas, de ocupar el puesto de Obama. 

Como ha señalado la prensa internacional, ambos políticos no sólo han puesto a prueba la apertura del sistema político americano, sino que han logrado romper todos los mitos y prejuicios que se podían atribuir a una sociedad conservadora respecto a la igualdad. No deja de ser relevante y revelador que un candidato negro y ahora  una mujer hayan llegado a la disputa por la Presidencia en dos elecciones consecutivas. 

La Casa Blanca, que ya tuvo como inquilinos a un padre y a un hijo, los Bush, podría alojar ahora no como primera dama, sino como presidenta, a la esposa de otro presidente, Bill Clinton, quien la ocupó entre 1993 y 2001. Es decir, una saga presidencial de nuevo tipo. Otro dato histórico:  por primera vez la mujer no ocupa el segundo lugar en la fórmula presidencial para atraer el voto femenino, como ocurrió con la republicana Sarah Palin, compañera de "ticket” de John McCain en 2008.  

Hillary Clinton logró el número necesario de delegados para la nominación en las primarias demócratas frente a un difícil rival, Bernie Sanders, representante de los sectores de izquierdas y el antiestablishment  de su propio partido, pero no llegó donde llegó por falta de méritos. Tampoco le debe la nominación a su apellido. Abogada de prestigio y dueña de un brillante currículum, la aspirante demócrata se lanzó a la política -tras el retiro de su marido- como senadora por Nueva York, primero, precandidata a la Presidencia -carrera que perdió ante Obama-,  después, y finalmente como secretaria de Estado, entre 2009 y 2013.

  Clinton ha ganado la candidatura, pero todavía le queda la batalla más importante. No deja de ser paradójico que su rival en las elecciones de 2016 sea el representante de los sectores más conservadores de Estados Unidos, el multimillonario Donald Trump, quien durante la campaña de las primarias hizo gala de una misoginia y xenofobia que se ubican en la antítesis del liberalismo de los demócratas en general y de los Clinton en particular. Contra él y contra sus ideas tendrá que luchar y vencer si quiere llegar a la Casa Blanca. 

"A todas las chicas que tienen grandes sueños: sí, puedes llegar a donde te propongas, incluso ser presidenta. Esta noche es para ti”, escribió Hillary Clinton  en su cuenta de Twitter el día que las urnas confirmaron su nominación.  Sus partidarios la recibieron esa noche al grito de: "¡Madam president!”. "Hemos alcanzado un hito… Ya no hay límites para nadie”, les dijo en un breve discurso.

Pero el camino hacia la Casa Blanca será largo y difícil. Primero deberá convencer a la izquierda de su partido, que en la campaña preelectoral respaldó sin fisuras a Bernie Sanders, y después a los sectores moderados del Partido Republicano que no ven con buenos ojos el populismo racista y aislacionista de Donald Trump. Los observadores internacionales auguran una fuerte polarización entre el conservadurismo republicano, movilizado por las ideas reaccionarias de Trump, y el movimiento multiétnico y liberal de los demócratas. De hecho, el reciente atentado en Orlando, causado por un norteamericano-afgano, hijo de inmigrantes, en la que murieron 49 personas, casi todas de la comunidad homosexual, ha dado nuevas alas a las posiciones antimigratorias del candidato Trump, que en un tuit muy criticado, sostuvo: "Gracias por las felicitaciones por tener razón sobre el terrorismo islámico radical, no quiero felicitaciones, quiero firmeza y vigilancia. ¡Tenemos que ser inteligentes!”. 

 La batalla de Hillary aún no termina, pero el hito ya está marcado.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

76
1

Comentarios

Otras Noticias