Un mundo “a la carta” para Evo

martes, 02 de agosto de 2016 · 00:00
¿Se han preguntado por qué Evo Morales y sus voceros nunca se han pronunciado en contra de Donald Trump, los líderes xenófobos del Brexit y en rechazo al tsunami de extrema derecha que se ha desatado en el mundo occidental? 

Para ser unos supuestos paladines de la "patria grande”, de los desprotegidos, la Pachamama y toda suerte de causas mundiales justas, no sólo sorprende su falta de postura clara contra el populismo antiinmigrante, sino que esto, inclusive, podría ser percibido como contradictorio: ¿Por qué no se ponen de lado de los "hermanos migrantes” –los musulmanes en el caso europeo y los mexicanos en el caso norteamericano- que sufren todo tipo de discriminación en los países capitalistas? ¿Por qué no reaccionan de inmediato?

Las propias autoridades del MAS alegaron sufrir "discriminación” en la frontera con Chile ¿No sería lógico entonces que, habiendo estado en una situación similar, mínimamente se solidaricen con la ola migrante que sufre el rechazo a la libre movilidad de las personas por parte de grupos racistas?  

La respuesta al principio no parece sencilla, pero al hacer un análisis más profundo, se vuelve un tanto evidente: al socialismo del siglo XXI no se le mueve un pelo cuando se trata de repudiar a Trump, Le Penn o Farage, puesto que si ellos tomaran el poder la nueva configuración global ya no sería exigente del respeto a los derechos humanos. Es más, occidente hasta podría volverse cómplice de sus gobiernos.

Conveniente panorama para los bolivarianos, pues aún les quedan muchos derechos por pisotear, y que la "policía mundial”, compuesta por las potencias occidentales, ya no este "ojo al charque” con los dictadores, básicamente sería un sueño hecho realidad.

Trump no es precisamente un comprometido impulsor de la cooperación internacional y es probable que no apoyaría los esfuerzos de la OEA para sancionar a Venezuela, y promover el revocatorio, mucho menos atendería a las denuncias del creciente autoritarismo que vivimos en Bolivia. 

Un mundo "a la carta” para Evo es lo que tendremos si occidente no se "pone las pilas”, pues sus votantes deben comprender que toda decisión suya nos afecta como países emergentes. 

José Manuel Ormachea es politólogo.
126
5

Comentarios

Otras Noticias